Poesía – Miniconcurso de nuestro Grupo de Escritura

Esta semana, en nuestro Grupo de Escritura Creativa de Facebook, proponíamos escribir poesía. Estos son los textos recibidos. ¡Vota por tu favorito en comentarios antes del jueves 1 de agosto! (Solo un voto por persona. Este voto se puede dividir en dos medios o cuatro cuartos).

RAÚL O. CALDERÓN

SINFONÍA EN TU PIEL.

Con la orquesta predispuesta 
en abanico,
los instrumentos afinados en Mi,
las manos calientes, seguras.
-Merman las luces…-

PRIMER MOVIMIENTO.(SONATA)

Las notas calientes de viento
en sus bocas acercándose
y alejándose,
confundiéndose,
flautas en celo,
aspiraciones en color rojo,
inspiraciones ciegas
del camino al éxtasis.

El violoncelo de su cuerpo
se encorva suave,
Él la toca en cada cuerda,
en cada fibra…
mano en su boca, una
mano en sus labios, otra…
y el violín de sus gemidos
se difumina en el aire.
Con los ojos perdidos en el éter
él deja escapar la música callada
del saxofón,
mientras las caricias de ella
le recorren impetuosas
cada poro,
dando otros matices con sus labios.
De fondo ensordecen imperceptiblemente los tambores,
percusión en desacordes
de sus corazones;
la sutileza la traen los dedos ahora…
Y en cada órgano antiguo de teclas húmedas
se inicia un futuro orgasmo
que morirá en los tubos.

SEGUNDO MOVIMIENTO. (SOLO)

El arpa sagrada de su cuerpo,
cuerda a cuerda lo enloquece,
una danza de violines sin vientre,
se entona para si misma…
Y se turba entre cada negra
y se más turba entre Mi y Fa.
Un cuadro de timbales en movimientos
con sabor…
percusión visual de sus caderas,
golpes inclinados en canales
de sus pechos,
roces de flautines
en la lengua hambrienta,
con gotas de carmín
en el deseo de su hombre.
Aproximación de música que eriza la piel
que agiganta las ansias infinitas de ella;
Él , en el piano de los tiempos vivos
empieza su caminata por todas sus curvas…

TERCER MOVIMIENTO (ALLEGRO)

Miradas entonadas
que les penetran por los oídos,
tocamientos inquietos
desde las rodillas arriba,
con bemoles en los muslos mojados,
con notas de oboes sostenidos
y goteados en sus gargantas lascivas.
Ella, cuerpo de cuerda en excitada madera
él, arco que provoca los más finos sonidos,
los gemidos sin prosa y sin verso.
Maldiciones a un dios inventado
en su orgia.
El volumen se incrementa…
la percusión ahora de sus cuerpos
es arrítmica,
chapoteo vertical y horizontal
de los olores retocados
y los violines suenan con notas en
Si.. Si.. Si..
Gritan los chelos y el contrabajo enmudecidos gemidos,
el piano se confundió en su espalda,
cada tecla
les lleva al ensamble acústico
de volcanes y lavas.

La orquesta entera suena…¡

Volvió el compas de cada acorde.
Música a tope,
con más fuerza cada vez,
sin silencios,
sin claves de sol…
Melodía en desbandada que corre,
que llega,
que se vaaaa…. ¡
Que se viene..!

Y el final
nos cobijo con un abrazo en Mi,
con un beso en Si…
Y un orgasmo en bis.


PEDRO PARRINA

¿Poesía?
¡No soy poeta!
Lo sueño pero… despierto
siempre con los pies sobre la tierra,
no puedo serlo aunque fecunden versos
mi viril placenta, y les sienta en el vientre,
y en el alma ¡cómo revolotean! pero… lo siento,
no soy poeta.


JARILLO MORILLO MACARENA

Mi vida e un poema,
Tu vida es un poema,
La vida es un poema.
Lo escucho continuamente,
¿A que se refiere?, ¿que me trae a la mente?¿Qué te trae a ti? ¿Qué dice de mi, de ti, de la vida?
Poema es un susurro,
Poema es un beso,
Poema es vida, es encuentro,
poema es lo que tú quieras que sea.


CONSUELO PÉREZ GÓMEZ

SIN RASTRO

No me sigas,

Ya no estoy.

No me escribas,

Ya no te leo.

No me hables,

Perdí mi condición de oyente.

No me busques,

Ya me fui.

Mi estela y tu origen en distintas coordenadas,

Perdidos entre algún lugar de los cuatro

Puntos cardinales.

No me busques.


CHEVE BERROL

Luna, lunera, cascabelera… Negro azabache felino
Con ojos verde mar
Vivaracho y locuelo
Bajo las ruedas de un coche
Dormitabas y sin una madre donde amantar.

Mirada profunda con océanos etéreos
Amigo de buenos sentimientos
Aliado de brujerías y ocultismo
Por ser negro como la noche cerrada
Los supersticiosos te asocian como portador
De mal augurio y suerte desdichada.

Luna, lunera cascabelera
Déjame amarte en las seis vidas que te quedan
Habla y susurrame al oído
Que celemos a la luna que te corteja con disimulo.

Maulla felino a la sórdida noche llena
Esperando el verdor de la próxima primavera.
Luna, lunera cascabelera
Te acogimos en nuestro hogar
Y desde ese día eres uno más
Ronroneas y parlas un dialecto especial.

(Por todos esos gatitos que viven en la calle, nuestra Luna es feliz en casa)


LUIS MAYA

Admito ser más urbano que un semáforo.

por eso no escribo bucólicos versos

que hablen de lánguidos sauces llorones

o robustos álamos de monte silvestre

– dije yo – mientras

tú mirabas acostada

en silencio el cielo estrellado

desde la azotea de casa.

.

Asombrado dije – esto ya lo viví

es un déjá vu,

si es un déjá vu.

.

Nos quedamos callados

cada uno sintiendo su corazón

latir en el corazón del otro

.

ya no fue necesario hablar de poesía.


LUAR GUERBIO

Tus órdenes, mis sueños,
Tus leyes, mis obligaciones,
Tus ratos, mis vacaciones,
Tus labios, de mi vida, eslabones.
Tus ojos, mi faro,
Tu pelo, mi enredo,
Tus manos, deseo,
Tu piel…un espejo…
Espejo en el que me reflejo,
Cuando me dices te quiero,
Cuando tú cuerpo y mi cuerpo,
Se unen, a pesar de pensamientos,
A pesar de nuestros credos.


YURI SOTELO ORTIZ

Con tibia fragancia
el amanecer de un sueño se posa
sobre el sigilo de un felino amoroso.
Y con clamor de campanas
nutrido de un acento de néctar
entre la blanca flor de una luna
y un beso maullido;
canta la noche, sus secretas eternidades.


ENRIQUE OSORIO BELTRÁN

HORIZONTE DE SUEÑOS

No pocas veces, son necesarios
los más descabellados sueños,
para impedir que la realidad, 
de manera despiadada,
nos asesine.

Sin ellos, todos los depredadores
se irán quedando para siempre
con nuestro ser esencial,
impidiéndonos así
disfrutar de la vida
y enriquecernos con los tesoros
de lo sublime, que son resguardados
por las más bellas flores
en los jardines de la ilusión.


LORENA A. MARTÍ

MADRE

Madre. Madre entregada. Madre mal recibida. Me das oxígeno y te ahogo. Me das comida y te escupo los restos. Me limpias y te ensucio.

Te enfadas. A veces te enfadas. Y entiendo que te sacudas, me inundes con tus lágrimas y me quemes con tu furia. Aún es poco para lo que merezco.

Madre. Madre paciente. Madre maltratada a prisas. Me acoges en tus carnes, tus márgenes y tus costuras. Te abuso, te quemo y te destruyo.

Y tu, aguantas. Y sigues cuidándome, sigues ofreciéndote y sigues dándote entera. Me regalas aromas, sabores, texturas y perfectas visiones.

Eres vieja y sabia. Y cuanto más te mato, más vida me das.

Debes quererme como yo jamás lograré querer a nada ni a nadie.

¡Ay, Madre!


LUISA VÁZQUEZ

Te fuiste y morí.
Volviste y renací.
¿Qué clase de Dios eres tú?
¿Qué poder tienen tus manos?
¿Qué manantial de vida son tus labios?
Eres el titiritero de mi alma, aquel que, con un simple tirón de las cuerdas, me arranca la alegría o la tristeza.
Eres el alma atormentada que atormenta la mía.
Eres el espíritu libre que me da la libertad.
Eres mi castigo y mi recompensa.
Eres el amor, mi gran amor.


MARI CRUZ ESTEVAN APARICIO

«Dolor de madre»
Me desgarro con dolor un hombre cruel y, sin amor.
De tal situación comienzas a vivir tú.
Que desesperación mi mente ya no sabe de bien o mal, mi vida que importa ya.
Las torres que son tan altas me empiezan a marear. Los trenes ya no los oigo, el agua que fría está.
Es cuando en mi vientre oscuro te empiezo yo a notar, mi sangre corre de nuevo, mi vida tu vida dará y alguien me está diciendo que un hombre bueno serás y, tanto te estoy queriendo que quiero tenerte ya, yo seré padre y madre para que no te falte de na y, aquel que fue cruel con mi persona quiero olvidar ya que el amor en la tierra es lo que debe reinar


AMALIA MARTÍN GONZÁLEZ

Hoy es un hermoso día de los alucinantes otoños de mi tierra extremeña.
El que de ellos gozó tiene la certeza que el creador ,en su inigualable obra,nos regaló lo mejor de su divina inspiración.

Tan maravillosa es la obra que Noviembre con su tristeza, nieblas y sombras hace llorar al campo como si fuera su novia.

!Bellísima Naturaleza que en tu sublime grandeza puedes unir almas y vidas sólo con el sencillo trinar de las alondras!.

Extremadura es como una bella y fecunda mujer.En sus entrañas:la sementera, en su regazo maternal y ardiente:el amparo de rigores invernales y para trashumancia : perdices,becadas, palomas y zarzales.

Tierra dura y caliente. Para haber otoño tendrán que rebosar las fuentes pero si esto ocurrió,jamás nadie lo mejoró.

Hermosa Extremadura ,tus tierras pardas de austeridad ,escalofriantes son como tus hijos:primero la razón y el honor,aunque se tenga que salir con los pies por delante.

Tierra querida…por ley natural algún día tendré que dejarte, en la vida nunca ocurrió, en espíritu le pediré a Dios que me ayude para que mi alma jamás pueda olvidarte.

!Cuán necios y torpes somos los hombres en la tierra, sin darnos cuenta que nada queda y qué inciertos nuestros pasos…quizá quedará un buen recuerdo pero sólo para el que supo ganarlo.

( Autor: Manuel Amarilla Bernáldez, el abue de mis hijas que ya falleció y nos dejó un libro precioso con sus pensamientos y sentires…su mayor ilusión: verlas publicadas).
Gracias por poder darles visibilidad en este grupo.


GABRIELA MOTTA

A ti

Al que fuiste.
Al que conocí, lleno de proyectos.
Al que me conoció, inundada de sueños.
Al que me miró, bello, tierno y sincero.
Al que despertó, mi amor y mis deseos.

Al que sos.
Mi amigo, mi amante, mi compañero.
Mi amor, mi morada, mi más dulce sueño.
Al gruñón, al padre, al mejor guerrero.
Al que admiro,al que amo y sigo eligiendo.

A los que seremos.
A esos desconocidos que, seguro, un día seremos.
Invadidos por los años que nos llevarán muy lejos.
Con certeza no te parecerás al que conocí hace ya mucho tiempo.
Con certeza no seré la misma de aquel bello comienzo.

Aún no sé qué nos depararán los años venideros.
Si estarás, si estaré, si estaremos.
Aún no sé, qué nos deparará la vida con su futuro incierto,
pero con certeza seguirás inspirándome poesía, aunque no pretendas hacerlo.


VALERIA MICHOU

Cicatriz

Desde la coronilla 
pasando por los ojos y la boca
directo hacía el corazón
la herida le atraviesa sin disimulo el rostro
y el pecho,
extendiéndose por debajo de las costillas.

La herida es profunda
y la sangre se vuelca,
rebalsa del cuerpo,
atravesando las superficies de la piel,
serpenteando alrededor de los lunares
y desparramándose en el piso blanco,
hasta entonces impecable.

Las lágrimas son abundantes
y el silencio impenetrable.

La mano blanca,
cansada,
cose punto a punto cada milímetro de piel,
desde debajo de las costillas
pasando por el pecho
la boca
los ojos

En la superficie el daño es sutura
más lo derramado no vuelve a su sitio
ni los órganos afectados están en su lugar

La cabeza late
y el pecho sólo se encarga de respirar lento y profundo,
tan lento y profundo como le es posible.

Los ojos son un surco
donde ya no hay
ni magia,
ni peros,
sólo un abismo vacío,
oscuro.

Te regalo un suspiro


FLAVIO MURACA

Hoy llueve

Hoy llueve en la ciudad, llueve sin cesar.
Ya me canse de ver sin mirar, de aplaudir sin chistar.
Siento ecos en las calles, de hechos anacrónicos.
Personas necias, testigos del olvido que se vuelven inmorales.
Hoy llueve y el alba llega sin fe.
Otra vez el sol, otra vez la rutina que se vuelve una espina.
Hay sonrisas sin prisa, de mañanas certeras, de un futuro que da pena.
Todo vuelve, circundante.
La muerte, perenne, intrépida se mece entre los vaivenes del tiempo, pero el tiempo recio no se detiene ni aún ante la muerte
Y no hay nada que hacer ante el irremediable ser y su circunstancia.
Hoy llueve, también llueve en mi mente, pero mis pensamientos alados no se detienen.
Y pienso que si mañana es como ayer otra vez, no habrá más remedio ni que hacer.
Cuanta pena, cuanta desdicha, cuanta tragedia trae saber que he de crecer.
Y busco en las miradas el trajín de la vida, nadie repara en la soledad amargada de los que aguardan.
Hoy llueve en la ciudad, mañana lloverá también, porque no hay peor ciego que el que no quiere ver.


REBECA FS

¿ Chula, yo?

¿Chula yo?

Pues, hombre

perdona que no me dirija a tí.

¡Sí!

¡Chula, yo!


DEBATAY CHANCLA

El descubrimiento

Completa, voluntaria para abrirme a nuevos pensamientos, quizas…deseos.

nuevas escenas, acariciar tu cuerpo y dibujarlo con mis besos como si fuera un lienzo

Al principio seré para ti novedad, curiosidad,

para terminar siendo imprescindible para tu boca, para tu piel, para tu sexo.

Con tiempo y sin distancia me adaptaré a ti. Piel con piel.

con el interés de descubrir tus puntos fuertes,

y quizás tú mis puntos débiles.

No hay mejor distancia entre tú yo que la inexistente.

Tenernos el uno al otro sin espacios y ni recovecos.

Aprenderemos a mirarnos y oír juntos campanillas a lo lejos.

No eres una pregunta en mi cabeza ni yo para ti soy una respuesta,

aunque quizás…sí, de todas ellas la más incorrecta.

Has hecho de mi un sueño,

levanto hombros y cejas,

respiro hondo, muy hondo cuando te marchas.

Elevo la mano a las estrellas con el deseo de que vuelvas.

Ahora soy más voluntaria,

estoy más completa,

y a la vez que de ti más hambrienta.


EMILIANO HEREDIA JURADO

Éstas horas, tejiendo una delgada,

arácnida tela, pescando sueños

en éste hastío oceánico, náufragos

llegando a mi memoria solitaria

Éste otoño, venido ántes de tiempo,

de lluvia sin nubes, colores ocres

marchitando todas las imágenes,

se me antoja, todo mucho más lento.

Árboles guardianes, me están mirando,

parado, los observo en su devenir

diario y yo, seguiré caminando.

Y, llegará ese día, en que me detenga,

volveré la vista hacia atrás, sin pena,

y, aceptaré, venga lo que venga.


JOSÉ MANUEL PORRAS ESCOBAR

El riesgo de no arriesgar

Atrás quedan los recuerdos almacenados

Que dañan mi alma con su mera mención

Atrás dejo el sufrimiento tan buscado

Que ha hostigado a mi maltrecho corazón

Negar que no lo quise sería ridículo

No puede ser que fuera un mero capricho

Pensar que no disfrutaba me anuló

Mis sueños se armaban con viles pinchos

Navegaba en una perpetua contradicción

Entre los deseos de cuerpo y mente

Sopesaba el devenir de mi futura acción

Hasta que la aceptación fue patente

Ahora mi futuro es un lienzo en blanco

Gobernado por la cruda incertidumbre

Ahora mi destino se muestra franco

custodiado por una azarosa cumbre

Espero que esperanza me espere

En esta nueva e inhóspita travesía

Espero que esperanza no desespere

Cuando me atenace la melancolía

Un misterioso camino debo surcar

Ya no hay vuelta atrás posible

Los reveses no me deben lastrar

Arriesgar nunca será excluible

Porque la adversidad no debe ser un freno

El riesgo a veces es la más oportuna señal

Porque, aunque sea locura desde ojos ajenos

Arriesgar a veces es la única opción cabal


GERARDO BOLAÑOS

Tengo miedo de su rostro
Y de la sombra que persigue
Sus destinos asombrosos.

Tengo miedo de sus ojos
Y de su mirar clavado
En el fondo de mi nada.

Tengo miedo de sus labios,
Que me dicen todo sin palabras.
Jugosos, carnosos, comestibles.

Tengo miedo de sus manos
Que me niegan sus caricias
Suaves, suspicaces y engreídas.

Tengo miedo de sus senos
Que le otorgan altaneria
Y convidan al consuelo.

Tengo miedo de su vientre
Tan perfecto, tan absurdo,
tan obseno

Tengo miedo de sus piernas
Que abren el camino al paraíso
Agobiante, titubeante, enardecido.

Tengo miedo de su nombre
Por qué mientras más lo pienso
Más lo sufro
Más lo extraño
Más lo intuyo
Más lo alabo
Más lo niego
Más lo siento.

PD, no soy mucho de seguir las reglas de la métrica en poesía, pero considero malamente que todo lo que nos haga soñar ya es poesía.


ALBERTINA GALIANO

DE LA DULCE MI ENEMIGA

De la cárcel de la vida
soy un preso desvalido,
pues no soy correspondido
por la que de otro es querida.

Preso en su amor y en sus rejas,
preso soy, pues fui rendido,
en vil combate vencido
sin hacer caso a mis quejas.

Sólo lloro de dolor,
-ironías del destino-,
la esposa de mi enemigo
me tiene loco de amor.

Su presencia me fascina,
su desprecio me envenena.
¡Es tan triste mi condena!
De la dulce mi enemiga.

Cruel el dios que me castiga,
que a sus ojos me encadena,
vivo como un alma en pena,h
de la dulce mi enemiga.

Busco el sol en la espesura,
busco la luz en la niebla,
la piedad en quien desdeña,
Y sólo encuentro amargura.

Caprichos de la fortuna,
destellos de luna llena,
de su mirada serena,
de la dulce mi enemiga.


 

¿Te gusta leer? ¿Quieres estar al tanto de las últimas novedades? Suscríbete y te escribiremos una vez al mes para enviarte en exclusiva: 

  • Un relato o capítulo independiente de uno de nuestros libros totalmente gratis (siempre textos que tenga valor por sí mismos, no un capítulo central de una novela).
  • Los 3 mejores relatos publicados para concurso en nuestro Grupo de Escritura Creativa, ya corregidos.
  • Recomendaciones de novedades literarias.

17 comentarios en “Poesía – Miniconcurso de nuestro Grupo de Escritura”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.