Coronado Smith

Autor de Editorial Cuatro Hojas

Soy UN PERDEDOR, vale, de acuerdo, ¿Y QUÉ? Cerrad los ojos por un instante. Ahora pensad en vuestros sueños, en lo que queríais ser  hace algunos años. ¿Lo conseguisteis? Yo quería ser como Bob Dylan o Robert Smith, sacar discos, hacer giras, actuar donde y cuando me diese la gana… Y sin embargo, me quedé en un triste funcionario interino –que conste en acta– que desempeña funciones tristes. ¿Tú eres un ganador o ganadora? Tu sueño era ser una estrella de heavy metal y sin embargo has acabado de gestor de la página de Facebook de Mariskal Rock. ¡Que hazaña! Será por eso que catalogas mis enlaces de Youtube como correo basura (o spam, que viste mejor). ¿O lo eres tú, que soñabas con codearte en los escenarios con Aute, Serrat y Cia. y has acabado cantándole a tu familia en los cumpleaños y de jurado de algún concurso de cantautor? Será por eso que no me seleccionas. Al igual lo eres tú, que soñabas con producirle los discos a AC/DC o Pink Floyd y has acabado de ejecutivo en una compañía donde tu misión es hacer de niñera del triunfito de turno. ¿Tú que soñabas con ser Betty Pino y has acabado con una imagen ¿friki? poniendo música ¿friki? en la radio de todos, por cierto, eres una ganadora?* Será por eso que después de las tropecientas demos que te he mandado no te has dignado a contestarme siquiera. Vamos a ver… ¿Ahora quién va? Ahhh, vale, vas tú, que soñabas con ser… y ahora todos y cada uno de ustedes piensen.

Con esa expresión no me refiero estrictamente a los participantes de Operación Triunfo; la uso para referirme al cantante de moda en cada momento.

Si no sabes quién es búscala en internet como he hecho yo. Lo importante no es el nombre que he puesto si no lo que significa para el mundo de la radio musical. Podría haber puesto a otra persona y el mensaje no cambiaría.

*No sé si se podrá introducir una pregunta en otra, pero como el que escribe soy yo…