Gurús – Miniconcurso de relatos

Esta semana, en nuestro Grupo de Escritura Creativa de Facebook, proponíamos escribir relatos con el tema “gurús”. Estos son los textos recibidos. ¡Vota por tu favorito en comentarios antes del jueves 8 de octubre! (Solo un voto por persona. Este voto se puede dividir en dos medios o cuatro cuartos).

POR FAVOR, SOLO VOTOS REALES, SOLO SE GANA EL RECONOCIMIENTO, CUANDO ES REAL.

* Todos los relatos son originales (responsabilidad del autor) y no han pasado procesos de corrección.

 

CORONADO SMITH

Me lleva por el buen camino,
le preocupa mi aprobar,
me impregna sus conocimientos,
la plaza fija dice que voy a sacar.
Formateando párrafos en Writer,
usando contar.si en Calc,
a mis casi cincuenta tacos,
vaya castaña el tener que estudiar.
Ya casi domino base,
las consultas no se me dan mal,
aunque prefiero las tablas,
para alguna espalda deslomar.
Domino los menús,
sobre todo los de llantar.
Las herramientas son mi fuerte,
excepto si las tengo que usar.
Me cago en las oposiciones.
Me cago en la Junta de Extremadura,
prefiero una buena porno,
a ver si se me pone dura.

MARI CRUZ ESTEVAN APARICIO

Un charlatán es un maestro en su ir y venir vendiendo por los mercadillos del mundo.
El caso hoy a contar es que aquel hablador por equivocación compro en el almacen de calzado un carro cargado de alpargatas y zapatos pero…
El camino que el hombre había recorrido hacia aquel mercadillo donde la gente se pelea por comprar la moda del momento, le había dejado en el caminar de la noche un cansancio notable en su cuerpo.
Esto no impidió que a primera hora del día descargarse en el rastro tan valiosa adquisición.
Más la sorpresa se la llevó al comprobar que todo lo que lleva aún siendo de distinto número so todos del pie derecho.
Las ganancias se le enfuman como el humo de una chimenea.
Ahora bien él se considera un buen charlatán.
Así pues subido en un barril de madera pera ser visto y en cada una de sus manos una alpargata o un zapato muestra dando voces a los compradores y los convence de que ha traído al rastrillo la última moda.
Dice-Todo aquel que lleve en el pie derecho uno de este calzado único será el centro de admiración de aquellos que no ha tenido la suerte de pasar por aquí.
La mentira como tal, es una palabra que el ser humano en su corto ver muchas veces la acepta com verdadera.
Lo llamaremos ignorancia…
EN cambio aquel que tiene facilidad de palabra como el charlatán, con una mentira tan a la vista convence al pueblo..

ALBERTO MEDINA MOYA

MI PROFESOR DE YOGA
Mi profesor de yoga siempre me había infundido respeto y admiración. Todos decían que era un sabio. Por eso no pude evitar pedirle una cita y vomitarle todo el sufrimiento que generaba la lucha constante en que se había convertido mi relación de pareja. Después de abrirle mi desgarrada alma durante casi una hora, cuando ya me había vaciado y no tenía más que decir, lo miré suplicante y me dispuse a escuchar algunas palabras que me sacaran de la oscuridad.
– Tú eres gilipollas.
Parpadeé varias veces. No podía creerlo. Me levanté y salí de allí con el rostro surcado de lágrimas.
Aquella frase me mató. Me hundí hasta el fondo. Dejé el yoga, dejé a mi pareja, y mi empresa me trasladó a otra ciudad, donde empecé de nuevo.
Han pasado catorce años desde entonces, y desde la perspectiva y la comprensión que la experiencia me ha dado, hoy tengo que admitir que aquello que me dijo mi profesor de yoga, era justo lo que necesitaba escuchar.

BENEDICTO PALACIOS

Querida Edwige: ni gurús ni pitonisos.
Me lo has recordado. Ocurrió en el mes de octubre, un día de calor, pese al otoño. Un individuo se presentó en el bar y pidió un vaso de vino. Se lo sirvió el camarero al tiempo de preguntarle el nombre.
—Soy el hombre del tiempo.
Menudo pitorreo se organizó, porque el buen señor nada sabía de isobaras, bajas presiones ni cosa parecida. Pero él no se inmutó. Miró a la concurrencia, se bebió el vino, encendió una tea, salió a la calle y cuando el viento la apagó se dirigió a los allí presentes diciendo que llovería en una semana. Ahora sí que se burlaron de veras. Lo anunciaban los telediarios, así que poco costaba ser adivino. Existía sin embargo una maldición: las nubes se asomaba al pico de la sierra, miraban para el pueblo pero no dejaban gota de agua. Ni el patrón les hacía cambiar su derrota.
Pues contradiciendo aquella rutina, a la semana llovió y diluvió, y los paisanos le buscaron y nadie supo dar cuenta ni razón. Había dejado la estela de un profeta, y lo mismo que aquel una nube le envolvió y desapareció. Algunos le llamaban el gurú.
—¡Bah! Un engañabobos. Si existiera un gurú, ese sería con justicia mi maestra: «La vida te ha concedido gracia en el cuerpo, pero estudia y aprende. Nada se regala, todo cuesta.» —Eso me dijo. —Y yo repliqué que los maestros suelen expresarse con frases parecidas.
—Seguramente, pero apunta la diferencia. Mi maestra siempre era la primera en echarse la mochila al hombro ¿haría lo mismo un gurú? No, el gurú es un personaje calcado del capitán araña: el sujeto que anima a todo el mundo a que se embarque, pero el muy mamón se queda en tierra.

SERGIO SANTIAGO MONREAL

Nuevamente me encuentro ante un nuevo reto, pero esta vez el corrector no me pone ni los acentos. ¿Serán excusas?
No. Pues me abandonaron las musas.
Mi mente se ha quedado «in albis».
Me he quedado obsoleto y ya no me sale ningún soneto.
In albis. Sí. Totalmente en blanco, me he quedado manco y no fluyen las palabras, pues se tornan macabras…
Aquesta expresión de la lengua muerta «in albis» es lo que realmente quieren los gurus que distan mucho en el contexto popular de la salvación universal que promulgaban los líderes espirituales de antaño.
Más bien son masones que te meten la teología a capones.
¿Líder espiritual? Primero tendrán que tener espíritu pues carecen de alma y no predican con el ejemplo, pues piden para salvaguardar su templo.
Esos gurus que se aprovechan de la caridad de la humanidad…
¡Basta ya! De tanto guru de «haz lo que yo diga no lo que yo haga» .
Y mientras, nos piden, que seamos cómplices, con nuestro silencio. Pero es peor hablar, sin conocimiento, prejuzgando a diestro y siniestro. El mito de la caverna de Platón me invade mi mente. Él sabía la verdad y le querían linchar.
La felicidad se encuentra en la ignorancia pues el poder les da arrogancia para represaliar a todo líder intelectual que ose cambiar de manera puntual su maléfico plan…
«No se aceptan gurus».

RAQUEL LÓPEZ

-¡Maestro!, ¿como alcanzar la felicidad completa? yo que lo tengo todo y presiento que no soy feliz..Le dijo el discípulo, tremendamente impaciente
El Maestro le dijo:
-¿Ves aquel monte lejano? tienes que ir hasta el, atravesar un inmenso río, cruzar la selva y coger la flor azul de la felicidad.
-Pero.. Maestro, tardaré mucho tiempo..
-Esto, te ayudará a encontrar tus respuestas, le respondió el Maestro.
El discípulo, cabizbajo, le obedeció, aun a sabiendas que estaría meses fuera de su hogar.
Pasado el tiempo, el discípulo, regresó consternado…
-¡Maestro! Fui al monte, atravesé el río, cruce la selva, tal como me dijisteis y cogí la flor, pero no pude conseguir la felicidad, porque… se ha marchitado…
-Querido mío, ¿lo ves? no hace falta ir tan lejos a buscar el secreto de la felicidad, cuando la felicidad se encuentra dentro de ti…
El mejor gurù, es tu ser interior, él es, tu Maestro y el que siempre te guiará, no necesitas ningún gurù externo para aprender, que tú y solo tú, eres el artífice de tu FELICIDAD….

SERVANDO CLEMENS

La paradoja
Sayan caminó muchos kilómetros por el desierto y por fin encontró al viejo maestro, sentado en un montículo de arena, meditando.
—Maestro, recorrí el trayecto que usted me indicó para encontrarme a mí mismo.
—¿Y te encontraste?
—Sí —dijo Sayan—, encontré a mi duplicado en el cuarto de un hotel. Fue traumático tanto para él como para mí. Es extraño tener un doble. Yo pensé que hallarse a uno mismo, era lograr la iluminación. Ahora estoy más confundido.
—Ya veo —dijo el maestro con los ojos cerrados—, creaste una paradoja.
—Un error en la matrix.
—Sí.
—¿Entonces qué debo buscar? ¿Cuál es la moraleja?
—No busques. No me preguntes. Yo no sé nada.
—Yo pensé que usted tenía las respuestas —dijo Sayan—. ¿Cuál es la enseñanza de este relato? ¿Qué debo hacer?
—No la hay. Ni yo sé qué hacer. El autor sólo quería mantener tu atención hasta el final, ni siquiera él sabe lo que pretende. No soy maestro de Autoayuda, ni mucho menos un gurú.
De ese modo, Sayan y los amables lectores se fueron con más dudas que respuestas.

CONSUELO PÉREZ GÓMEZ

Cuca, pretendidamente o no, siempre fue la gurú del grupo. Todas la imitaban y seguían sus consejos, más por tradición que por devoción. Si ella aprobaba el estilo elegido, todo quedaba bajo control. ¿Todo?
—¡A ver dónde encuentro yo a estas horas un gurú! Todo cerrado, un puente de cinco días por delante y la fiesta de esta noche es…Voy a llamar a Cuca ella sabe todo sobre el mundo «gurúshopper».
Sucedió en la última fiesta postinera a la que acudió. Fue dos días después cuando entendió las risitas estúpidas que provocaba al pasar:
—Ese echarpe no combina con tu forma de andar. –Le comunicó la gran gurú Cuca.
—¿Qué les pasa a mis andares?
—Qué son poco aristocráticos. Vas por el mundo sin «gurúshopper», y, así no se puede, querida.
—¿Qué mi forma de andar no combina con el echarpe? ¿Pero qué imbecilidad nueva es esa?
«Se van a enterar esta banda de pijos venidos a menos de lo que vale un echarpe».
Del baúl empolvado que dormía su sueño en el desván, sacó una falda larga, lucida por la abuela en círculos de un pasado menos prosaico, con el pedigrí que le otorgaba su casta. Pegó cuatro tajos verticales que dejarían al aire sus piernas. Cortó la parte del torso de una enagua encajándola en el conjunto a modo de corpiño. De tal guisa se presentó en la fiesta con todo un plan establecido.
—Ella, ¡es ella! ¡Qué cambio! –Escuchaba ahora al pasar.
—¿De dónde has sacado este modelo? ¡Es lo más! –Cuca con los ojos desorbitados.
—Decidí seguir tus consejos. He contratado un «gurúshopper» recién aterrizado de la India con fama de revolucionario.
—¡Ya lo creo! Me lo presentas sin falta…mañana mismo. ‘La belleza está en el interior’ es el consuelo de los tontos. Si no cuidas el exterior es imposible que alguien tome interés por lo interno.
«A punto de soltarle lo superficial de sus reflexiones, frené a tiempo. Yo pensaba que Cuca era alguien con criterio. Rascas un poco y detrás de la fachada no queda nada más que el vacío. Una banda de pijos venidos a menos viviendo de una apariencia desconchada. ¡Con estos me forro!».
Y fue así como inventó a un ficticio «gurúshopper» que alcanzó fama internacional, reportándola tales beneficios, los cuales, permitieron adquirir el retiro con el que siempre había soñado.
Su figura se solapaba a conveniencia con la del «gurúshopper». La influencia de este ficticio personaje había actuado sobre su voluntad de tal forma que, a ratos ni ella misma sabía en que papel de los dos se hallaba. Preguntó a su personaje si tenía la receta para cambiar aspectos íntimos que asomaban más de lo necesario. El «gurúshopper» inundado por tanto requerimiento se mudó a su espacio y, nada se ha vuelto a saber de él (o de ella).
Si por un acaso necesitáis instrucciones para perder vuestra personalidad y así convertíos en horteras posmodernos, tengo en exclusiva el número privado del «gurúshopper». Pedid y se os dará.

NEUS SINTES

Nada más entrar en el retire al que decidí apuntarme me dí una ligera idea de lo que viviría durante los siguientes días.
La gente no hablaba, iban descalzos, algunos vestidos con ropas blancas y había muchas cosas al estilo hippies por todo el lugar. Me llevaron al hall donde tendría lugar mi lugar de retiro de meditación. Entro una chica, de aspecto agradable quien se presentó como nuestra maestra; nuestra gurú.
Una vez completo el grupo nos sentamos todos en circulo y cada uno tenía que presentarse y exponer el motivo por el que estaba en ese retiro.
Algunos iban por que estaban experimentando alguna crisis personal, otros porque querían liberar el estrés; otros porque estaban enfermos o sufrían depresión.
Unos cuantos dijeron que querían profundizar en la meditación y otros que nunca habían meditado en su vida así que querían aprender a hacerlo. Ese era mi caso.
Mi propósito de asistir a ese retiro de meditación era llevar la mente y los pensamientos a la quietud y aprender a vivir más en el presente.
Nuestra gurú nos explico algunas teorías a tener en en cuenta:
-Debes saber que dentro de ti existe “algo” que es consciente de todo lo que sucede a tu alrededor. Ellos lo llaman la Consciencia de la Consciencia. – empezó a recitar mientras hablaba –
-Tú puedes llamarlo la Fuente, el Ser, el corazón, el universo, el Infinito, Dios o como gustes, pero el objetivo de la meditación es ayudarte a conectar con ello. – afirmó.
Por primera vez, después de tres días intensos intentando forzar la mente para meditar por fin lo conseguí. Fue como perderme en la «nada». En la sola presencia de estar ahí. Solo siendo. Ser uno con el todo.
Simplemente estaba ahí, concentrada en ser. Disfrutando de mi respiración y escuchando los latidos de mi corazón.
Llegó un punto donde incluso deje de sentir el tacto entre mi dedo pulgar y mi dedo índice al mantener esta postura especial en las manos que se suele usar en la meditación. Y por primera vez deseé que no sonara el cuenco para ir a desayunar. Ahí fue cuando supe que estaba disfrutando el momento.
Alejada de todo momento o distracción. Sin preocuparme ni por el futuro ni por el pasado. Disfrutando de la conexión con mi Ser.
Por primera vez eres consciente de todo el ruido mental que hay en tu mente. Estar en silencio es fácil, pero acallar los pensamientos de tu mente es otra cosa. Te das cuenta de todas las veces que has dejado de vivir el presente por estar ocupado pensando en el pasado o preocupándote por el futuro.
Asombra la cantidad de pensamientos sin sentido que bombardean tu cabeza cuando intentas concentrarte en tu propia respiración. Recuerdos, memorias, ideas, pensamientos, todo pasa por tu mente como si fuera una televisión que cambia constantemente de canal a canal.
Meditar es descansar la mente e iniciar un sincero diálogo con el alma.

ARIEL PACTON

El sábado pasado una amiga, que desde hace tres años pertenece a una organización internacional de budismo, me invitó a un encuentro de jóvenes del mundo de esa rama del budismo (hay muchas, al menos yo conozco tres). Es un evento que se hace cada año, en distintos países que se van eligiendo aleatoriamente. El horario central era en Japón, lo que para América del Sur quedó a contramano de mis hábitos. Comenzaba a la una de la mañana. Sin embargo, lo grabaron en todas las lenguas y lo pispié el domingo. Digo, lo pispié porque en cuanto inició me sentí abrumada. Grupos de jóvenes loando con canciones a las enseñanzas del iniciador del movimiento. Lo sentí bastante parecido a un experiencia en una iglesia evangélica en Colombia, en la que estuve en el auditorio mayor para cinco mil personas, compartiendo cantos y palabras altisonantes, en este caso a Jesús, pero también siguiendo al pastor iniciador del movimiento. Un pastor australiano que se mudó a evangelizar Colombia.
Busqué el significado de gurú en el idioma original, el sánscrito: Gu, es oscuridad y Ru, es luz. Su traducción literaria sería: alguien con conocimiento supremo que disipa la oscuridad. Alguien que tiene peso. Volví a abrir el video y dije:
“En el budismo al gurú lo llaman sensei y en las iglesias evangélicas pastor y en las corrientes del yoga, gurú. Pero la traducción actual es maestro. ¡Cuántos gurú hay en el mundo!”.
Entonces me acordé de mi maestra de tercer grado. De dos maestros en la universidad. De dos maestros en mi trabajo. De mis padres. De un señor con el que hablé en un vuelo. De una mujer con la que conversé en un colectivo. Y de la cantidad de enseñanzas valiosas que recibí a lo largo de mi vida.
Entonces, dije: “¿Cuántos gurú más, habrá en lo que me queda de vida?”.

MIGUEL GÓMEZ

GURÚ CUANDO TUVO QUE SERLO.
Era Emiliano Carrascosa un joven economista de un talento exuberante. Sus propuestas osadas, sus predicciones atinadas y la minuciosidad de sus estudios pronto lo colocaron en el centro de interés de los medios de comunicación, especializados y generalistas, que vieron en él un importante pensador en ciernes.
Siendo un personaje con tendencia al histrionismo, hizo por mimetizarse con los apelativos que iba granjeándose con sus comparecencias. A calificativos como <<economista estrella>>, o <<mago de las finanzas>>, respondió presentándose en estudios de radio y televisión engalanado como un prestidigitador de hechuras clásicas, con chaqué y sombrero de copa, o ceñidos monos de lamé y lentejuelas, con abundantes y gruesas cadenas doradas colgando del cuello, y gorra de béisbol con la visera apuntada hacia la nuca, imagen viva de raperos icónicos.
Si ya sus opiniones y postulados eran motivos de controversia con economistas de corte académico, estos atuendos con los que se presentaba lo mismo a una tertulia televisiva de tono ligero, como a seminarios y mesas de debates de expertos concienzudos, lo pusieron a los pies de los caballos de la Economía ortodoxa. Emiliano no se arredró por ello. No solo mantuvo el tono incisivo de sus análisis y sus audaces recomendaciones. Además, hizo un signo de identidad de sus provocativos atavíos.
El espaldarazo definitivo a su carrera se lo proporcionó la bien documentada, razonada y atinada prospección con la que se adelantó a la crisis bancaria de 2007 – 2008, así como las recomendaciones para acelerar la recuperación económica en el escenario desfavorable que podría presentarse de verificarse sus pronósticos más pesimistas.
Sus vaticinios se probaron acertados por encima del noventa por ciento de los casos, lo que le valió admiración y reconocimiento del sector. Sus tesis tuvieron eco más allá de las fronteras nacionales. Pudo leer reseñas acerca de sus planteamientos en prensa económica internacional de prestigio, como The Financial TimesThe Wall Street Journal, y otros. Referentes de la talla de Joseph Stiglitz o Paul Kruger lo citaban en sus artículos de opinión.
La guinda la puso The Economist, que envió un equipo para entrevistarlo y hacer un reportaje con fotos y grabaciones. Esta publicación fue la primera en motejarlo <<gurú de la nueva economía>>.
<<Gurú>>. Paladeó la palabra con ánimo de catador. Abrió su mente a una tormenta de ideas para recordar o evocar significados asociados al término. <<Guía espiritual>>. <<Líder>>. <<Referencia>>…
Su vida ya no podría ser la misma después de que el semanario británico lo hubiese encumbrado de tal modo. Su nueva categoría era una exigencia además de un cumplido. Lo hecho hasta ahora parecía labor de otra persona. De ahí en adelante, tenía que asumir el reto ante el que había sido colocado. Dar la talla.
Existe un testimonio gráfico de aquellos días, que muestra su presencia en una recepción oficial en el palacio de la Zarzuela, donde se le puede ver saludando en persona al rey de España. Barbudo y desgreñado, vistiendo una túnica azafranada, guirnaldas de flores en torno a cuello y hombros, y sandalias de cuero. Unas líneas blancas paralelas, cuidadosamente pintadas relucen sobre su bronceada frente como un faro. Sus brazos cubiertos de tatuajes y brazaletes completan su imagen. Enfant terrible siempre, sostiene la mano del monarca entre las suyas, y su mirada con sus ojos brillantes, una expresión entre displicente y divertida pintada en el rostro.
Es testigo horrorizado de la escena el Jefe de la Casa de su Majestad, quien no puede ocultar un gesto de desagrado al ver como Emiliano, por muy eminencia en lo suyo que sea, se saltaba el protocolo a cada momento.
Cosas de las redes sociales, la imagen se hizo popular en todo el mundo en pocos minutos.

LOLA GALLARDO

Q tiempos aquellos en q los gurús solo estaban limitados a las delegaciones provinciales españolas y a las parroquias. Esos señores, porque rara vez, muy rara, eran feminas, nos decían q hacer, cómo y cuando. Y no era simplemente para ayudarte a alcanzar tu máximo exponencial como persona y/o ciudadano, era porque si. Y punto. Tiempos añorables para los indecisos, para los de la rutina ante todo, y sobre todo para estos propios gurús de la mano abierta en alto. Ahora todos quieren ayudarte con sus soluciones mágicas, y algunas hasta extravagantes, como esta máxima de moda actualmente de » Se tu mismo «. ¡Donde se ha visto tal descabaladrura!. Si cada cual se comportara a su ser, con sus propias expectativas, sus propios anhelos y esperanzas, su propio sentir de la vida…
Lo siento, os tengo q dejar. Llaman a mi puerta. Creo q es mi siguiente cliente para q le vuelva a reajustar su dosis de calmantes y ansiolíticos, pues no consigue encajar en ningún trabajo y sigue sin afianzar sus relaciones amorosas.
Hasta pronto

JUAN SERRANO PICADIZO

He vivido muchas vidas;
Tantas como para recordar sucesos en la historia y sacar de mi memoria un libro antiguo.
Saber que es mentira y verdad, que es correcto y no, en este mundo ambiguo.
Nunca fui elegido, tampoco agraciado, solo escogí mi destino aquél que Dios me ha dado.
Empecé de cero mil y una veces, me busqué en mi reflejo y en los pensamientos olvidados.
Hablando con las ánimas, dibujo y escribo páginas que se convierten en poemas.
Buscando en mi alma, lucho contra la oscuridad del pasado, para desarraigar mis problemas.
No temo a la muerte, por que es lo primero que se tiene antes que la vida.
Tampoco tengo sentimientos, no lloro por nadie, menos por una despedida.
No hablo por hablar, soy siervo del silencio, amigo del destino y maestro del tiempo.
Malabarista de elementos, sanador de almas, gurú, profeta, buda o Dios en esta vida o cuando llegue el momento.

BEA ARTEENCUERO

Cierto día mi prima, me dice:
Me acompañas?
Dónde? (pregunto)
Me comentaron que hay un Gurú, quiero consultarlo.
Estas segura?
Sí, quiero saber porque no encuentro el amor.
Bien, vamos.
Después de viajar dos horas en tren, llegamos. Nos recibió un joven, después de varias preguntas, dice…
Bien el maestro está atendiendo, le da un número a mí
Prima, la consulta es mil pesos; Con la mirada le digo vamos, ¡salgamos de acá!
Observaba todo sin poder creer, tal situación,
Pasamos a una sala muy confortable: amplios sillones,
Un bar, un televisor, Hacia que el tiempo pasara rápido.
Los comentarios de las personas que esperaban ser atendidas iban desde que el maestro había sanado de una
Grave enfermedad hasta a las que prácticamente había casado o llevado a la fama, según el requerimiento.
Llaman a mi prima… Un hombre morocho, apuesto, muy
Amable nos recibe (me permitió estar, mientras atendía
A mi prima)
Desde mi lugar, algo apartado observaba, antes de comenzar le pide que cambie su ropa por una túnica blanca, como la que llevaba el, la acostó en una camilla,
Le hizo cerrar los ojos, mientras prendía varias velas blancas, y un incienso.
La sesión duro aproximadamente media hora, entre humo
Y una loción que esparcía sobre el cuerpo de mi prima,
El hacía movimientos circulares alrededor de la camilla.
Le indico que debía comprar varios artículos; Por supuesto
Que se los proveía él.
Salimos del consultorio,(por así decirlo) el joven que nos
Recibió al llegar, esperaba con el paquete de lo que le recomendó diciéndole son: ochocientos pesos.
Yo, cada vez más sorprendida…
Mi prima muy entusiasmada con la promesa del llamado Gurú que pronto tendría el tan deseado amor en su vida,
Abrió nuevamente la cartera y pago por los productos.
Tenía que regresar a los quince días
Me negaba a creer lo que había presenciado tanto así que
Al salir le dije muy alterada.
Vos sos estúpida,¿Creíste que ese payaso es un Gurú?
Claro que creo.
Resumiendo, después de tres meses de concurrir y haber
Gastado unos buenos pesos…Se dio cuenta, que todo era
Una farsa.
MORALEJA:
Se tu propio Gurú, tu maestro,tu alquimista;
Solo tienes que tener la capacidad para entrar a tú interior
Y descubrirte, encontraras todas las respuestas; Cuando lo consigas, el amor aparecerá sin buscarlo.
Cada ser es el Gurú de su yo interior.

ALBERTINA GALIANO

Arremolinados.
Espalda contra espalda en un devenir continuo de aproximaciones, en las que se evitan intencionadamente otras miradas.
Supone madrugar mucho, siempre en guardia.
Y poseer grandes arcones dispuestos a recibir, con sus bisagras abiertas…
No dejar pasar una oportunidad para retirar, sin que el otro se dé cuenta, lo que quedó sobre la mesa.
Y los ojos que se agrandan, en tanto otros a su alrededor se anegan en lágrimas.
Pero no hay escucha posible.
Porque lo que creen merecido, lo atesoran con ahínco.
Alguien les tiende una mano, y ellos, impacientes, sueltan migajas de desprecio.
Pues la semejanza del que mendiga les acelera sus biorritmos. Y temen morir de contagio.
Les mueve la alergia a la miseria. Quizá es que una vez la vieron demasiado cerca. Seguramente.
Soberbios, la alejan con el pie.
Mientras, cacerola en mano, se asoman a un firmamento cual pajarillos en rama y pían: “¡mío, mío, mío!”

CURRO BLANCO

Mi Gurű tiene hocico.
Mi Gurű se llama Elvis.Es un Shars País y ladra muy bajito.
Es un Gurű nada pretencioso,egocéntrico y ni mucho menos le mueve ningún estímulo material,eso si,que no le falte su riquísimo pienso y,de ves en cuando(más de vez que en cuando…),sus pipas de calabazas y de girasol también.Ėl es mi Gurű por cariño perruno.
No sé como hace para percibir que necesito estar con él a solas,el caso es que con ladridos bajitos me dice que nos vallamos a pasear; coge la correa entre sus dientes y con su rabo me da pequeños toques en mi pierna derecha,siempre la derecha,y me espera en la puerta,dispuesto a sacarme de paseo.
De paseo ya,hace otros bajitos ladridos y vuelve a dar en mi pierna derecha golpecitos con su rabo.En este momento éstos son para decirme que me escucha,que le hable cuando quiera.
Y le hablo.Y él me escucha.Y me contesta…,con bajitos ladridos.Y me relajo.Y me siendo querido.
Y lo acaricio.Y él me lame.
¿Algún Gurű(de los buenos)que sepa explicar ésto?

ZOE EMM TEXIS

-¡Ahoo !
¿Qué tal?, Hoy Te escribo a ti, a ti gran maestro, a ti gran acompañante, a ti gran guía, gran ángel, A ti, que siempre estás aquí cuando nadie más lo hace, a ti, que me das consejos murmullando en mis oídos , a ti gran amor infinito,
A ti que me envías mensajes en forma de pensamientos, a ti que me recalcas acontecimientos en forma de hechos.
A ti a quien siempre encuentro en calma, a ti gran calculador de mis pasos, a veces firmes, a veces tenues, a ti quien soportas mis lágrimas , a ti mensajero que envía mis risas acariciando la suave brisa de la vida.
A ti que me vez llorar, a ti que me consuelas cuando todo me parece ir mal , a ti que estás cuando solo me abraza la soledad
A ti gran Luz, a ti gran amor.
A ti gran Yogui de mi corazón
Hay mucho por mencionar, cómo recalcar los coloridos paisajes que me envías, las múltiples señales, El maravilloso alivio, las aventuras hechas todo un revuelo, La danza de la Aurora que me haces apreciar, el ángulo perfecto de la métrica exacta de mi realidad.
Mencionar tus regaños, el cómo me haces ver los caminos infinitos, cómo me haces comprender la adversidad, tus enseñanzas, tus apreciaciones y lecciones.
Agradezco realmente tu ingenio, tu manera de ser, de Pensar, tu manera de analizar, de observar, de recorrer de Sentir de abrazar de aliviar, gran Gurú, te soy fiel, soy fiel, tal y como me escribes a tu semejanza te soy fiel, de aquí hasta lo más profundo de mi alma, te soy Fiel realmente Fiel fiel, esperando recorrer más caminos de bondad, que tú ingenio te dé más para que más me pueda proyectar.
Solo siempre me queda desear que tús infinitas enseñanzas me acompañen siempre en mi andar , te honró hoy, mi Gurú mi guía mi Gran Escritor de vida.

OMAR ALBOR

El día soleado
y el ojo, mira
cuál palabra sale de
su boca y se transforma
en idea.
Marcelo es vendedor de diarios y como todo ser humano a tenido a lo largo del tiempo diferentes, por llamarlo de alguna manera, galería de ideas que fue tomando, digámoslo bien de la gente que lo rodea, su padre fue su primer inyector de ideas, el cual se dedicó en el tiempo que vivió con él, a darle todo tipo de ayuda de cómo llegar a ser un hombre correcto y bien educado, luego vienen sus tíos los cuales inyectaron en Marcelo una dosis única de alcohol y muchas sustancias mas en su adolescencia, que decir de sus amigos, los malandras de la esquina como le decía su madre, su tío Ernesto fue quizás el que más influyó a lo largo del tiempo en el, este señor le dió a Marcelo una impronta de como es el mundo de como gira este mundo loco, el tío fue en su momento un viajante el cual trabajaba para una famosa aerolínea y sus palabras sirvieron como apoyo en el momento en el cual sus padres no estuvieron más y el tuvo a cargo a sus 3 hermanos, el tiempo paso la parada de diarios también fue su destino, la cual también heredó y la cual sirvió para leer todos los libros que había en ella, la vida de Marcelo siempre tuvo estandartes ligados al destino cuando su tío murió, el se encargo de llevar sus cenizas al mar, este fue quizás el momento más duro de su vida porque él veía en su tío un padre, un gurú, dado que su padre había muerto cuando él tenía 10 años y el momento donde más lo necesitaba sólo estaba su tío Ernesto, él siempre le decía la vida se vive con alegría y cada nuevo día es una nueva aventura como una ruleta rusa, cada nuevo paso es abrir un horizonte por donde nosotros vamos a pasar, y si tienes una idea que sea la mejor.
Y si te equivocas pide perdón, que la próxima vez seguro será mejor.

KARINA VT

Gurú: Dícese de una persona que actúa como maestro espiritual y enseña a otros a encontrar su paz interior. Un ser iluminado que todo lo puede y nada le afecta en absoluto.
No sé qué tan común sea tener uno, pero en mi caso encontré varios de ellos mientras viajaba. Debo aclara ahora que la que viaja es mi alter ego y no yo. Aquella versión mia que aparece cuando menos pienso y fluyo por la vida sin ningún problema. Sin embargo, este año tuve que parar todo y me puse a pensar demasiado. No viajes, no maestros y, por consiguiente, un alter ego muriendo encerrado por una maldita pandemia.
Creo que solo estás confundida, dijo el corazón. Puedes sentir que tienes dos versiones dentro de ti y creo que es cierto. Pero no es tu alter ego y el humano de siempre. Es solo tu niño interior con disfraz de súper héroe y tú, el adulto que carga una mochila a cuestas. Los maestros que te encuentras viajando y los ves como seres especiales, son humanos comunes y corrientes como tú, que puedes encontrarlos a diario si dejaras de pensar tanto y liberaras tu cabeza como lo haces viajando. Y no olvides que donde dejas que el alma grite ahí aparece tu propio gurú también.

REBECA FS

Acabo de salir del metro y me ha dado este muchacho africano este papelito de un señor que te adivina, te ayuda, y te protege de malos espíritus y movidas varias.
Lo voy a tirar a la papelera para que no se quede en el suelo, como el resto de paisanxs que a veces pierden el norte, y todos los puntos cardinales. ¿Para qué van a perder el tiempo llamando a África?

JORDI VIÑAS REIG

Que mejor guía que el contacto de su mano en mi vientre. Grande y suave,me acompaña en mi nervioso respirar. Posada en mi centro,fluye conmigo,por fin está conmigo. Han tenido que pasar muchos años,todos desde que nací. Y no,no quiero que se vaya nunca más, no quiero volver a sufrir su ausencia. Tan solo anhelo disfrutar de su compañía e incondicional amor.
La vida se nos complica cuando nos falta esa mano que no pudimos integrar ni vivir en nosotros,simplemente porque no la tuvimos. Todo se revuelve más empinado y costoso,como un gran Everest multiplicado por todas partes. Y el vacío se apodera de ti en forma de inseguridad permanente,impidiéndote ver más clara y objetivamente.
Ahora ya sí,puedo decir que tengo una
mano que me lleva a todas partes sin importarle las veces que me pueda caer o tropezar en la misma piedra. Después de muchas sesiones de terapia y contacto de alma a alma,he podido recuperar mi propio gurú,mi propia compañía,mii propia mano. La que me guía y conduce en mi terrenal existencia

LOLY MORENO BARNES

¿Qué es un gurú?
¡Perdonad mi ignorancia!
Hasta hace algún tiempo pensaba que desconocer algún tema o no conocer un vocablo me convertía en un ser inferior al sabio en tal tratado .
Con los años aprendí , que no todo tiene cabida en nuestra inteligencia sin antes procesarlo y “la nada “ de algún conocimiento es un bello terreno fértil para cultivar. Tal como un lienzo antes de pintar y potencialmente una gran obra .
Así descubrí , que un gurú no es exactamente un “ maestro” del cual aprender, sino un guía espiritual a seguir.
Nunca aprenderás a ser un gurú ( no es un título).Es un sendero por seguir, que solo acaba si te detienes.
Nos encontraremos con muchos gurús a lo largo de nuestra vida…
Nada más nacer, los buscaremos llorando, porque un bebé se siente desamparado y solo en este mundo.
Luego buscando una mano, hasta aprender a caminar y darnos cuenta que nuestros pies avanzan.
Mas adelante nuestros diminutos cuerpos necesitan otros :
Gurús para aprender a jugar .
Gurús para estudiar.
Gurús para aprender a enamorarnos y más tarde gurús para darles sentido a nuestra propia existencia .
Admirarás a muchos y les rendirás reverencia, pero más tarde o temprano descubrirás que sea cual sea tu guía, llega el momento en que discrepas de ellos porque tú eres único y tu forma de pensar también.
Sientes en tu interior ese poder que te da el propio instinto y los sentimientos.
Sientes el amor que mueve los pasos de tu propia existencia.
Entonces…solo entonces descubres que tu gurú esta en tu alma.

PEPINO NABÓDICO

-Maestro, ¿cómo puedo prepararme para el futuro?
-Utiliza relatos breves, sin cansar. No satures al lector. Recuerda siempre que todo ataque es capaz de ser neutralizado por la energía adecuada. A veces, mi querido aprendiz, por muy poderosas que parezcan las armas de nuestro enemigo, sus intenciones son tan fáciles de vencer que podemos hacerlo utilizando el más simple de todos los movimientos…

¿Te gusta leer? ¿Quieres estar al tanto de las últimas novedades? Suscríbete y te escribiremos una vez al mes para enviarte en exclusiva: 

  • Un relato o capítulo independiente de uno de nuestros libros totalmente gratis (siempre textos que tenga valor por sí mismos, no un capítulo central de una novela).
  • Los 3 mejores relatos publicados para concurso en nuestro Grupo de Escritura Creativa, ya corregidos.
  • Recomendaciones de novedades literarias.

16 comentarios en “Gurús – Miniconcurso de relatos”

  1. Está difícil, mi voto repartido para Loly Moreno, Sergio Santiago y Neus.
    Voto solo a 3 que me ha sido muy difícil, por mi pondría algunos más.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.