Discurso real

Esta semana, en nuestro Grupo de Escritura Creativa de Facebook, proponíamos escribir un discurso real con más gracia que el que estamos acostumbrados a escuchar por Navidad. Este ha sido el relato ganador:

Españoles, ha nacido el niño Jesús.
Vaya noche que ha elegido para nacer en un pesebre, con el frío que hace. Si es Dios, ya podía haber elegido nacer calentito, pero bueno, ya se sabe cómo son los capricornio…
¿Qué tal la cena? La reina y yo hemos comido pierna de cordero rellena de centollos. Estábamos tan ocupados reinando y tal que se nos pasó que ya estamos en Nochebuena y hemos ido a hacer la compra en el último momento, y claro, ya no quedaba nada. Nos hemos tenido que adaptar a lo que había. Eso sí, súper barato. Se ve que ya no tenían pensado venderlo. Os recomiendo hacer lo mismo en Nochevieja. Haced la compra a las 8 de la tarde del día 31. La cajera os mirará mal, pero merece la pena.
Y mucho cuidado con el coche si salís luego, ¿eh? Si habéis bebido, es mejor que os lleve el chófer. No le gustará trabajar en Nochebuena, pero le dais una propinita con lo que os habéis ahorrado de la cena y listo.
Bueno, yo me voy a acostar ya, que esta noche viene el Olentzero y no tengo ni el pijama puesto. Como me vea la hemos cagado.
¡Hasta el año que viene, majos!

LASI TISI

portada_34

Españoles:
Me llena de orgullo y satisfacción comunicar que los españoles no existen. Existen las personas.
La reina y yo, os deseamos que el pròximo año, el discurso lo de ella, para ir eliminando eso del machismo y del patriarcado.
Hale, a coger taxi si bebéis.
El rey del pollo frito.

PEPINO MARINO ERRANTE


Me quieres… no me quieres ¡PUM!… me quieres… no me quieres ¡PUM!… me quieres… no me quieres ¡PUM!… me quieres… ¿Ya?
Queridos súbditos:
Ajo y agua. Y para mí, un platito de Beluga, con mucho pan. De oro. ¡Feliz navidad!
Dónde nos habíamos quedado… ¿Me quieres o no me quieres? Da lo mismo, estoy cansado ¡PUM!

JEZABEL MONTENEGRO


Españoles, ni me llena de orgullo ni de satisfacción. No sé por dónde empezar pero es que no llego a comprenderles. ¿Cómo pueden aguantar lo que aguantan? Yo, que no me queda otra opción vale, pero ¿ustedes?.
Se dejan tomar el pelo de tal forma y sin rechistar.
Un Rey debe mostrar ejemplo ante su pueblo, por eso presento mediante este mensaje navideño mi dimisión a partir del próximo 1 de enero, fecha en la que espero tener a mi disposición la correspondiente liquidación por los años de servicios prestados. Sé que es un pastón pero la ley está para cumplirla.
Y ya puestos me gustaría decir que aquí se quedan, que si quieren seguir orgullosos de España y de la roja pues que les vaya bien. Yo intentaré conenzar de cero en un país nuevo, empezar poco a poco. Así que si se animan a ser mi súbditos, tengo muchas plazas disponibles sólo pido responsabilidad, sumisión y una pequeña parte de su renta.
Adiós y buenas noches.

ROBERTO MORENO


Españoles, dos puntos. Punto y aparte. O cómo quieran ustedes.
Queridos ciudadanos, coma, estamos viviendo momentos circunstanciales de segunda mano, coma, tratados con la máxima discreción de la que como ciudadanos también europeos, coma, nos concierne, coma, y no mucho, coma, nos aporta ni interesa, coma, pero seguimos empedernidos y empecinados en malmeter, coma, y/o introducirnos en sus casas a estas horas de la noche ( las 21 h , concretamente) estas deplorables declaraciones que, después de dos vermuts, cinco cañas, y dos gintonic, total para no escucharme y estropear el único momento del año en el que de cara a la galería, se reúnen a cenar, se odian a matar, y mejor preferirían irse a dormir, que, coma, escuchadme y vedme hacer el ridículo.
Buenas noches compañer@s, bueno compañer@s, compañer@s, coma, va a ser que no. Bueno, queeeee, coma, pasen Felices fiestas y aguanten todo lo posible para no pelearse con el suegro/a, cuñado/a, y los que vengan detrás.
Por cierto, coma, no sé porqué les aconsejo ésto, si todos tenemos algo así en casa.
Mi último brindis, por las Fiestas. A mí que no me vengan a buscar nadie, coma, que luego me voy de marcha de incógnito.
Hasta Baqueira Beret , digo, hasta Año Nuevo

LA XICUELA DE CORRIOL BENLLOCH


No sé qué escribí el año pasado respecto al tema de esta semana, pero espero no repetirme.
No soy de discursos, no me gusta darlos ni recibirlos. Aprecio más la comunicación interactiva, una conversación, un debate, un cambio de opiniones.
Pero por respetar el tema propuesto, en vez de un discurso, te daré un consejo: busca tu estrella y déjate llevar.
Todos tenemos dentro un duende, un ángel, algún resquicio mágico de ese espíritu que te poseída entero cuando eras niño, esa conexión mágica con la naturaleza.
Déjalo salir, aunque sea un poquito.
Búscalo entre las preocupaciones, la sobrecarga de trabajo o su ausencia, la falta de dinero, el desamor o la falta de sueño. Deja que se cuele entre la falta de tiempo para tener la casa cómo te gustaría, para ir al gimnasio o salir con los amigos. Que te roce la cara como un suave chirimiri, que te cita en la mejilla casi de forma imperceptible como una pestaña, que te estorbe dulcemente, como el cabello en la nariz por un poco de viento.
Contágiate de un poquito de inocencia, de risilla pilla e infantil, de bondad ingenua, de generosidad ilimitada.
Si aún así, sabiendo que ese espíritu vive en ti no lo encuentras, búscalo en tu perro. Él sabe lo que es perder el control y enamorarse de nuevo cada vez que vuelves a casa tras una breve ausencia. Búscalo en tu hijo, en la ilusión que le embarga cuando te tiras en la alfombra de la habitación a rebozarte como una croqueta. Es así y ahora. No hay mañana.
Búscalo en un paseo por el monte, respira hondo y camina. Búscalo en esa canción que te gusta, y déjate llevar.
No pongas más excusas, tu luz, tu magia, vive en ti. Déjala brillar y aprende de ella.
Al menos, por cinco minutos, serás libre.

MARÍA JT


Emisión del discurso real:
Buenas noches, público español, ciudadanos de la patria.
Este discurso no podrá llevarse a cabo debido a la implantación de la República.
Disfruten del champagne y el whisky.
Feliz Navidad.

CARLOS COSTA


REFLEXION REAL
Otro año más. Otra Navidad más.
Me miro ante el espejo. Observo, cómo la maquilladora, me está dando los últimos toques, para salir bien ante la cámara. Sin que se dé cuenta, he observado que ha mirado cuatro veces el reloj. Está nerviosa. Es normal, pero nó porque esté maquillando al rey de España. En su casa, la espera su marido, sus hijos, y cuando llegue a casa, los niños, cansados, a lo mejor, ya han cenado, y estarán durmiendo. Y su marido, habrá picoteado algo, para matar el hambre, y la esperará, sentado en el sofá. Esperando a que ella llegue, para recalentar la cena, y compartir la escasa hora que quede de esta noche de Noche Buena. Ya me está quitando el alzacuello, para no mancharme la camisa, me sonríe, y yo le sonrío, para manifestarle mi agradecimiento, y para que se asegure de que todo está perfecto. Recoge precipitadamente sus utensilios. La veo salir, presurosa, por la puerta, mirando el reloj. Ya la está esperando un taxi, a la puerta, para llevarla a su casa.
El regidor, me coloca, en un confortable sillón, estilo Luis XIV, que perteneció a mi bisabuelo. Cruzo las piernas, y apoyo las manos cruzadas, sobre las rodillas. El encargado de attrezzo, comprueba que todo esté en perfecto orden. La foto de la familia, sobre una carísima y antigua mesita de té. La enorme planta de Pascua. La foto de mi padre…todo correcto, para dar un ambiente y una imagen familiar, hogareña.
Cinco minutos, me indica el regidor, para que entremos en abierto. Miro a todas las personas que, por mi culpa, ahora no están celebrando en su casa, en estos momentos, la cena de Noche Buena. Con su familia, con su pareja, solos, da igual, están en estos momentos, aquí, pendientes todos de mí.
Yó, al igual que mi padre, soy un elemento más de estas señaladas fiestas, como los adornos navideños, los dulces típicos, o los villancicos.
Sé, que soy como un viejo cantante, al que muy pocos, le siguen, al resto, no les intereso nada, ni tampoco lo que diga. Si no supiera que, por lo menos, un sector minoritario, está pendiente de lo que vaya a decir ahora, saldría en bermudas, con una camisa hawaiana, contando chistes, que nadie se enteraría. Pero la gente, necesita el murmullo de mi discurso, en sus televisores, aunque no me vean ni me presten atención, para asegurarse, de que hoy, es Noche Buena.
Dos minutos faltan todavía. Tengo que leer, el discurso que salga en el teleprompter, un discurso que ni siquiera he hecho yó. Lo de siempre, hemos mejorado en empleo, economía, bla, bla, bla, un buen año para España, planes de futuro, y acordarme de alguna tragedia acaecida durante el año, para quedar bien.
Nadie, se acuerda, de la gente sin hogar, de la gente que pasa hambre, de los enfermos, de los trabajadores, como los que ahora están conmigo, que tienen que realizar su trabajo en esta noche tan señalada. No sería políticamente correcto, todo, en esta noche, tiene que irradiar felicidad y paz…
Mañana, todos los medios de comunicación, hablarán del gran discurso que he pronunciado, y lo buen rey que soy, para todos los españoles…un rey que no han elegido ellos, y que yó he seguido la línea sucesoria de mi padre, un rey puesto e impuesto por un dictador con las manos manchadas de sangre…
Pero eso es historia pasada, de la que yá ni los libros de historia se acuerda. Algunos nostálgicos tal vez, esos perroflautas con la bandera tricolor.., el político ese, de la coleta…¿Cómo era?, ¡ah!,!sí!, Pablo Iglesias…pero bueno, mi padre, es un tío majo, y campechano, y yó, no voy a ser menos.
Me dan la cuenta atrás…sintonía del himno nacional…a ver….Felipe…pon buena cara….!ahora me dá entrada el teleprompter…:
Buenas noches, En esta nochebuena, quiero especialmente desearos junto a la Reina y nuestras hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, unas muy felices fiestas y todo lo mejor para el año nuevo.
(Que bien empiezas, Felipe…)

EMILIANO HEREDIA JURADO


Españoles,
en estas fechas tan entrañables, la reina y yo queremos transmitiros un mensaje especial, no en vano, dado el devenir de los acontecimientos, nos embarga la convicción de que va a ser el último.
Es por lo tanto el momento de abrir nuestros corazones para que conozcáis la verdad: A los reyes tampoco nos gustan nuestros súbditos. No nos gustáis vosotros. Efectivamente, así es, el sentimiento es mutuo. Para nuestra familia, vosotros sois una masa sin forma, una turba de seres en barbecho. No estáis en absoluto cultivados y no tenéis criterio alguno. Sois una horda rudimentaria. Vuestra animalidad y vulgaridad os incapacita para percibir la grandiosidad del hecho de que sea nuestra familia, nuestros genes, la elegida por la divinidad para ser vuestra referencia. Es libertaria e inadmisible la falta de respeto que, de un tiempo a esta parte, prodigáis a la Monarquía. Habéis corrompido el orden natural de la tradición jerárquica. Usando una de vuestras mundanas expresiones: “Lo habéis jodido todo”. Convivir con esta nueva realidad es ya para nosotros, la realeza, absolutamente extenuante. Por eso, a partir de ahora, la reina y yo vamos a relajarnos, vamos a ser como la chusma, vamos a actuar como vosotros. A partir de estas Navidades, vamos a permitirnos experimentar también la sensación que producen vuestras conductas más habituales. Prácticas que hasta ahora nuestra exquisita educación y preparación nos impedía saborear. A partir de mañana, por ejemplo, la reina y yo hemos acordado que, cada vez que en nuestra soledad evacuemos un pedo, vamos a aventar con nuestra mano el aire expelido por nuestro real ano, facilitando así que llegue nítido a nuestra soberana nariz. Tal y como nos consta que vosotros hacéis cotidianamente.
Termino este mi discurso navideño diciendo que esto no ha hecho más que empezar.
Vosotros lo habéis querido así.
Felices Fiestas.
– SS.MM. Los Reyes –
Síguenos en Twitter @CasaReal

JUSTO FERNÁNDEZ


 

¿Te gusta leer? ¿Quieres estar al tanto de las últimas novedades? Suscríbete y te escribiremos una vez al mes para enviarte en exclusiva: 

  • Un relato o capítulo independiente de uno de nuestros libros totalmente gratis (siempre textos que tenga valor por sí mismos, no un capítulo central de una novela).
  • Los 3 mejores relatos publicados para concurso en nuestro Grupo de Escritura Creativa, ya corregidos.
  • Recomendaciones de novedades literarias.

10 comentarios en “Discurso real”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.