Publicado el

El poder

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Esta semana, en nuestro Grupo de Escritura Creativa de Facebook, proponíamos como tema “El Poder “. Este ha sido el relato ganador:

De pequeño, vivía en un viaje cuyas principales estaciones de servicio eran la enfermedad mental de mi padre, la entereza de mi madre para desarrollar su profesión mientras criaba hijos y el temperamento naturalmente tocapelotas de mi hermana.
Puesto que a ninguno de los progenitores se le ocurrió jamás que los niños deben acostarse temprano para regenerar sus funciones cognitivas durante el sueño y para cargar la batería a la hora de afrontar un nuevo día de colegio desde la lucidez, las horas a las que deambulábamos por casa pintando murales con lápices de color en las paredes, se prolongaban frecuentemente hasta entrar la madrugada (les importaba una puta mierda, vamos).
Añadido sea, que la susodicha hermana levantaba la suspicacia de su señora madre, quien estaba más que acostumbrada a los contínuos desafíos y medidas de poder por parte de la hija.
Así, durante más de una semana, escuchábase diariamente a la matriarca del clan intentar una aproximación racional mediante el diálogo:
-Tu hermano va a disfrazarse para el carnaval del parvulario la semana que viene. ¿Quieres que la mamá te haga un disfraz a ti también para ir disfrazada?
La contestación siempre fue un “No” que mi madre intentaba ratificar constantemente, puesto que algo en su intuición no le permitía confiar por completo en dicha respuesta.
Al día siguiente, lo mismo:
-¿Seguro que no quieres que la mamá te haga el disfraz para vestirte en “La Paloma” el día del carnaval?
Misma respuesta.
Misma pregunta.
-Mira que todavía estamos a tiempo de preparar el disfraz…
Tic…
Tac…
Tic…
Tac…
A las 23:00 del día previo al evento, la cucamona de la niña no tiene otra ocurrencia que decirle a la madre:
-He pensado que sí que quiero disfrazarme.
Madre, invadida por un “mecagontostusmuertos”, volvió a los 15 minutos del armario respondiendo:
-Pues mira, ahora si quieres ir disfrazada te va a tocar ponerte un disfraz de tu hermano, ¡huevona! ¡¿de qué te voy disfrazar yo ahora si no tengo disfraz?!



Tamaña a la par que genuina hazaña, quedaría inmortalizada en una fotografía que ganó el respeto de aquellos a quienes fue mostrada, incluido el de mis compañeras de clase en la facultad, cuando quedábamos a preparar exámenes, y el objeto se convertía en una especie de amuleto todopoderoso entre lágrimas de risa dado el surrealismo de la historia.
He aquí la aparición de la imagen, cuya cara de mala leche refleja a quien por no calcular previsión, fue transformada en algo incongruente mediante el disfraz, y no sabemos si anduvo sigilosa y solemne durante aquella tarde por el parvulario… apareciendo y desapareciendo para ejercer el poder de quien siente ser un repudiado, una víctima más de esta cruenta sociedad que abusa de los inocentes y los desfavorecidos, que hace que te acabes convirtiendo en el hijo de mil murciélagos nocturnos que desde la oscuridad claman justicia apoyándose en la cueva de la venganza al villano, al enemigo, mientras respondes sobria y calmadamente cuando te preguntan por tu identidad…
-Soy Batman.

PEPINO MARINO ERRANTE

 

poder

 


Nananananananana Fucked- Man!
Es un héroe cotidiano
Un empanado más
¿Otra vez los dientes con la crema pa los granos?
El café ya no le hace ná.
Fucked-man llega tarde por sistema
Sabe que ya ni sé hace de esperar
Vestido con lo primero que entalla
Se le traba la lengua al saludar
No sabe porque no le despiden
Ni le da por preguntar.
Fucked-man se mete la cabeza en el culo
Las seis horas de jornada laboral
Es un campeón de ventas
Hay mucho jodido potencial
Sandwich de pavo y cola zero
La mirada perdida en ningún lugar
Al llegar a casa se pone tierno
“¿Enlace sospechoso de chicasexy27?
¡Claro qué le doy a instalar!”
En el piso no le preguntan que tal ha ido el día
Ni la perra le saluda ya
Serie, paja y a la cama
El sueldo no le da para más
Mañana será otro día de tajo,
Piensa contento
“Soy Fucked-man,
Otro españolito más

DAVID GUTIÉRREZ


Una tiranilla me habita. No le rigen principios o valores, es soberana de la ola de caprichos que le mueve, naturaleza salvaje en mi pequeño poltergeist.
Su cetro es un lápiz con goma, añade o liquida dimensiones a su antojo. Se muestra terrible cuando la contrariedad desata su tormenta, asusta y divierte, la saco a menudo a jugar, para que se agote y no me clave los dientes de leche. Observo de fuera a dentro sus garabateadas sentencias, me aguanto la risa, que no me vea, no quiero que mi tirana se crezca y salte la verja. Mira ese almendro, te abro la puerta, no olvides el cetro, sal al jardín, dibuja una rata, hormigas azules, borra esas flores.

JEZABEL MONTENEGRO


Cuando la luz retornó, ella se encontraba a pie de las escaleras agarrándose a la barandilla de piedra como si aquello le transmitiera valentía. Ojeó rápidamente la recepción y no vio a nadie. Henry ya no estaba. Sólo encontró la placa del recepcionista en el suelo. La recogió y subió las escaleras corriendo en busca de su amigo con temor a que se apagaran las luces de nuevo. Pues cada vez que ocurría, alguien más desaparecía.
Aporreó la puerta sin miramientos cerciorándose que a ambos lados del pasillo no hubiera nadie más. Quién se llevara al asustadizo Henry era todo un misterio. En cuanto su amigo abrió la puerta, se abalanzó hacia él sin soltarlo y pensó:
– ¿Qué clase de poderes ocultos existen en este mundo, siendo meros ignorantes ante ellos?

SARA RIBOT


EL PODER SOBRE MI.
El poder de los superpoderes jamás te lo daré. Con el controlaré todo lo que desee. No dejaré nada al azar.
No busques con quien reir, que yo te diré con quien llorar. Camina y no me preguntes nada, deja hablar al silencio. Que sea él quien te diga donde parar, que yo ahí te abandonaré.
No me reproches nada pues haré caso omiso. ¿No te has dado cuenta que ya no me haces falta?
Si piensas que soy duro es que no te haces idea de lo que está por venir.
Y te repito: no me pidas el poder de los superpoderes.

ROBERTO MORENO CALVO


Nos invadían por el norte, sur, y oeste, no teníamos escapatoria a no ser que fuera por mar. Nuestro aliados en el este únicamente podrían ayudarnos en el puerto de Anolecrab, cosa que nuestros enemigos también sabían.
¿Qué hacer?
Aunque arriesgamos mucho, caminamos durante días, primero hacia el norte y después de cinco lunas, hacia el este durante otras cinco noches, llegamos casi al alba, al puerto deseado. Escondidos entre redes, y pequeños botes, en los que pudimos colarnos para descansar un poco de nuestros agotadores días previos, siempre ojo avizor, conocimos al poderoso Chuacancha, más conocido por sus hazañas bélicas, tan hábiles y de cuidada estrategia, que por las batallas en sí, que terminaban como él quería que terminaran, a su favor. Era como un dios que todo lo podía. Sí, su poder de persuasión y predicción, así como sus corazonadas, le convirtieron en un patrón exigente, pero buen patrón para el Gala María, el mejor barco de la historia del puerto de Anolecrab, nuestro puerto de huída a nuevas vidas, a nuevas historias, que borraron toda la barbarie que nos precedía.
El poder, tener el poder de cambiar sólo les era concedido a unos pocos privilegiados.
Esta vez fuimos nosotros los afortunados, aunque muchos quedaron en el camino, con las piedras, terruños, y maleficios que también los hubo. Pero, poder o destino, gracias por haber venido a nuestro encuentro, o nosotros haber sabido llegar.
Nunca más miramos atrás. Ya sólo, hacia adelante, contra viento y marea, y con orgullo.

LA XICUELA DE CORRIOL


La información es poder. Nunca lo olvides, mi princesita.
Estas palabras se las oía yo a mi abuelo José desde bien pequeña, mientras él, en la calle de San Roque dónde había nacido y vivido desde siempre, remendaba las redes resgadas todas las tardes junto a mi abuela Juana. Puntada tras puntada, muchas veces me dejababan armarles sus agujas de madera. Contaban los plomos, yo recuerdo las redes del tresmall.
Todos los vecinos intentaban ayudarse entre ellos, y colaborar en remiendos de sus casas, no sólo remendar redes.
Eran otros tiempos, otra vida, más dura físicamente, más austera en todos los aspectos, con alimento justo, mucho trabajo, mucho sudor, ropa la justa, una muda para los domingos y fiestas de guardar, y otra llena de zurcidos, para el día a día, los zapatos enlustrados, para aprovechar al máximo, y después pasarle todo a un hermano o hermana menor.
Pero una vida más suave y dulce en valores. Quizás eran más pobres que ahora (o no necesitaban lo que ahora nos parece imprescindible) pero eran más felices.
La certeza de que el amor era amor verdadero y la palabra dada, era de fiar, leal, sin dobleces, y los poderosos quedaban lejos, en una torre de babel, a la cuál, muy pocos eran los que tenían acceso, pero ni falta que les hacía.
Mi abuelo José soñaba con el poder, pero el poder del conocimiento, del saber, del aprender, de la información. Empezó a leer “El Quijote” con 9 años, y cuando veo sus notas en los márgenes, pienso en cómo podia tener una caligrafía tan perfecta. Y ser tan feliz …
Ahora, tras muchos años de indecisión, mi cabeza ya ha decidido que quiere tener su propio sueño, o sueño que creo le gustaría haber cumplido él: escribir.
Respiro para contar historias que nos hagan reflexionar, que nos transporten a un mundo bello, pero con imperfecciones, sabio por la curiosidad de estar siempre aprendiendo, y feliz sin necesidad de objetos superfluos.
Tener la capacidad de de soñar, también es poder.

NÚRIA BERGUEN


El Superpoder de la “Ojeriza Cariñosa”…
Es un superpoder, que técnicamente, no sirve para nada, porque cuando me enfrento a los “malos”, no me sirve ni para ganar mi particular duelo con el villano/a de turno, ni me sirve siquiera para sentirme mejor y hacer la derrota más llevadera.
Se puede decir sin miedo a equivocarse que, técnicamente, es un anti-superpoder. 🙁
Cuando mis padres me enviaron por mi propio bienestar (el planeta no daba más de sí, la crisis económica era a todas luces inminente y el sistema estaba a punto de colapsarse), al otro lado del universo en una nave tan ridícula como pequeñaja, en la que apenas podía moverme ni mucho menos gatear (¿dónde estaban mis juguetes para hacerme este viaje más entretenido? ¿quién me consolaba en mis rabietas solitarias y lloreras varias a lo largo y ancho de las interminables galaxias, todas iguales, que me encontraba sin fin a lo largo de mi periplo intergaláctico?, ¿quién me calentaba el biberón en el microondas? ¿quién me sacaba los gases y me contaba un cuento al ver la luna aparecer por la ventanilla de esa minúscula nave? ¿quién me respondía a la pregunta “cuando llegamos” que me hacía cada dos minutos?…), en su mente estaba la seguridad (habían elegido el destino de mi viaje meticulosamente) de poder convertirme en un padre referente, consciente y respetuoso, a la luz de un sol 4 veces mayor que el de mi planeta original, y que me otorgaría numerosos superpoderes y una super consciencia/paciencia/saber estar, que me convertiría en el padre más poderoso jamás conocido por aquellos lares…
No pensaron, o sus cabezas no se atrevieron a imaginar que tuviera que enfrentarme a los hijxs a los que hoy me enfrento…
Para que os hagáis una idea, y tomando solo como muestra un pequeñísimo ejemplo de sus contrarreplicantes superpoderes surgidos de la nada, he visto a mi hija salir a la calle en manga corta en pleno mes de diciembre, e incluso vestir jersey y abrigo de invierno a la salida del colegio cuando el termómetro marcaba unos escandalosos 27º la semana pasada…
Todo, mientras a su alrededor, por mi parte, se respiraba un respetuoso y sepulcral silencio y una única palabra retumbaba en mi mente: autorregulación, autorregulación, autorregulación… Los niños saben lo que les conviene, los niños saben gestionarse por sí solos, los niños saben si tienen frío o si tienen calor, los niños bla bla bla, los niños bla bla bla…
Y lo peor de todo no es eso.
Lo peor de todo es que mis dos catarros bien pegados a la garganta que he arrastrado durante todo este invierno, y mis alergias primaverales tempranas que empiezan a aflorar antes de tiempo, restan potencial en mis superpoderes y me impiden enfrentarme a ella en igualdad de condiciones y tratar, solo tratar, de que sea un poco más condescendiente a los consejos paternales que inútilmente siempre me empeño en poner en práctica, a pesar de las más que demostradas pocas opciones de éxito, y a las comparaciones (siempre odiosas) respecto a las “buenas y lógicas maneras de hacer las cosas como se han venido haciendo desde el principio de los tiempos”…
Es entonces cuando aplico el resto de mis energías vitales en proyectar mi superpoder de “ojeriza cariñosa” y mirarla con un sutil desprecio, odio y antipatía que solo podrá ser resarcido, cuando ella, en un ataque de madurez y locura a partes iguales, decida, en un futuro incierto, convertirse en madre y sufrir las “consecuencias” de sus ahora bien ganadas batallas.
Será en ese momento, cuando mi sonrisa podrá sin duda, dar lugar al traspaso del superpoder, que de generación en generación, venimos transmitiendo de padres a hijxs…
(Sin posibilidad de negociación o de derecho a devolución, que la quede claro).
Hasta entonces, querida hija mía, permíteme morderme la lengua en un infinito bucle diario y multiconsecuencial con tal de no caer en el error de decirte ni una sola vez lo que más te conviene o deja de convenir en cada momento (siempre bajo mi particular prisma protector y paternalista), y seguir mordisqueándome mis incipientes muñones (ya no aprecio el lugar donde estaban las uñas ni las últimas falanges de los dedos de mis manos), con tal de defender el modelo de paternidad a veces respetuoso, a veces innombrable, con el que pretendo aprender a enseñarte a ser una gran superheroína…
FIN

VÍCTOR SÁNCHEZ


Franco me come el coño.
Exacto, Franco me come el coño.
De manera imprecisa.
Mal.
Porque no sabe comer coños.
Y ustedes afirmaran:
Pero si tú no tienes coño
Y yo tendré que negar otra vez la misma estúpida cuestión.
Creo que un coño es el futuro
Es el progreso.
Lamerlo, mamarlo, besarlo…
Y ustedes no saben ni si quiera cómo acercarse a él.
Ni tú, ni su ejército verde sadomasoquista.
Ni él ni el gobierno francopepe.
Señor Franco
Senior Aznar
Señor Rajoy
Señora Aguirre y señora botella.
Comanse ustedes un buen coño.
Creo que para gobernar
Es estrictamente necesario saber comer un coño.
Y comerlo bien.
Como expertos.
Lo mismo le diría a Hitler.
Ustedes no saben comer un coño,
Se ha visto cosa igual?
Cómo puede una persona no saber comer un coño, pero si utilizar las armas?
Os reto a que salgais de las tumbas
Como a dar otro golpe de estado
Pero de forma mas delicada
Porque sino clavareis los dientes en los labios y eso escuece.
Salís y me comeis el coño
De forma sutil.
Y luego el culo.
Que me encanta que me lo coman.
En la celda de mi mariconismo.
Donde me tenéis preso.
Uno por uno
Vuestra calavera atravesando las barras de hierro
Vuestra lengüita
Entre ellas
Para llegar a mi clítoris.
Lento, más lento,
Cara al sol
Que entra por mi pecho.
Lento
Más lento
Con pan
Que cae del cielo.
Con fotos de Lorca
Alrededor
Con nombres escritos en las paredes
De todos los fusilados
Artistas, judíos, rojos, mujeres…
Así, acerca tus labios a mis labios.
Joder, que desastre
No sabéis ni meter la lengua como es debido.
Si, ya sé que en el colegio
No os enseñaron
A como comer un coño
Pero los tiempos cambian, caudillo.
Y ahora todo el mundo come coños
E incluso hay tíos que comen pollas.
Si si
Flipa
Comemos coños
Y pollas
Porque es nuestra revolución
Porque así cambiaremos el mundo
A base de amor
Y orgasmos
De corridas
Animales
Que nada tienen que ver con los toros.
La diferencia entre un toro y tu
Es que hasta el toro sabe comerse coños.
Y los come de puta madre
Eso sí, antes de que les maten para su uso y disfrute.
Para su abuso y ocio.
Franco,
Aznar
¿ustedes apoyan el toreo porque quieren que les envistan por detrás con una buena lanza?
¿ustedes no apoyan el aborto porque quieren que haya más hijos de puta en el mundo
Como vosotros?
Yo planteo
Que todas las mujeres
Aborten
Aborten
Follen,
Se preñen
Y le aborten en la cara a estos hijos de puta
Que no saben comer coños.
Quiero un mundo
Donde
La represión
Sólo exista
En aquellos
Que no saben
Cómo comer un genital
Y después
Si eso
Hablamos del gobierno

CARLOS COSTA


Tengo un superpoder, bueno es un podercillo, pero me sorprende mucho lo que provoca.
A ver si lo adivináis.
Estoy en casa, observo algo y lo comento y algo pasa. (Pareja, padres)
Voy por la carretera cumpliendo con rigurosidad todos los límites de velocidad y algo pasa, mejor dicho pasan muchas cosas. (Los demás conductores).
En el restaurante pido que se me atienda, conforme a lo que estoy pagando, y también pasan cosas. (Camareros y dueños).
Cuando una persona mayor me indica cómo he de cuidar o educar o tratar a mi hija y respondo también pasan cosas.
Cuando pido a los compañeros de trabajo, que lo hagan, que cumplan con su trabajo, también pasan cosas.
¿Todavía no has sido capaz de usar mínimamente tu inteligencia para saber cual es mi superpoder?
Superirrito.

ADRIÁN GONZÁLEZ


Pondría fecha de caducidad a todos los traumas.
Repartiría cremas cicatrizantes para el corazón.
Sería obligatorio saludar a las plantas y a las flores cuando salimos a caminar.
Los lunes andarían impunes sin que la desidia les baje la cotización.
Anularía de los mapas geográficos las fronteras con esas odiosas líneas de puntos.
Sería un ave de enormes alas por las mañanas y cruzaría medio mundo para volver con besos robados.

ABRUJANDRA ALVARADO


Jamás te alejes de quien te hace reír , de quien borra la tristeza de tus ojos y hace brillar tus dientes en la más hermosa y profunda de las sonrisas . Recuerda que quien lucha por completar que la fina línea que separa tus labios , se transforme en una partitura de felicidad , puede estar más incompleto que tú , y que aún así , apuesta todas sus cartas para conseguir , que lo que antes eran simples notas musicales ocultas detrás de la máscara de la tristeza , pase a ser una obra de arte entre carcajadas…

ALEJANDRO CHAPARRO


¡te odio peter pan!
Sobrevolando los 35, me pregunto que hare de mi vida. Los caminos se bifurcan y como en un cuento de elige tu propia aventura hay demasiados por optar.
Si hago una restropectiva, siempre vuelvo al mismo lugar, mi infancia, aquel reducto sellado donde no entran los miedos ni los temores. Dos ejes que rigen mi vida adulta.
La añoranza, la nostalgia y el recuerdo se vuelven una trinidad en mi, son carne , uñas y alma.
¿ por que mi ego me domina? ¿ por que cambiar me cuesta tanto?
¿ por que no aceptar los errores y fracasos ?
¿ por que ese sentimiento tan angustiante de sentirse fracasado y creer que uno da para mas ?
¿ por que no asumir riesgos sin paralizarme ?
¡peter pan te odio!, te odio a vos y a los psicologos que desarrollaron tu puto sindrome que vive en mi.
Madurar significa perder cosas, dejarlas atras, en el olvido.
¿ que quedo de aquel niño que soñaba con ser alguien en la vida ?
Hoy, son tan solo pinceladas … manchas en un lienzo olvidado.
No me acostumbro al fracaso, el ser humano no esta preparado para apostar y perder; se cae y se levanta por inercia… es una cuestion de supervivencia.
Los golpes duelen y se van, todo.vuelve a su normalidad pero las cicatrices quedan alli, guardadas en lo recondito de tu ser, recordandote quien sos.
¿ por que cuesta tanto vivir de una manera y cambiar de golpe ?
El hombre es un animal de costumbre, se acomoda a ciertas cuestiones con normalidad, lo que antes era extraño hoy puede volverse cotidiano.
Siento que mi cabeza piensa mas de lo que deberia, siempre adelantandose a los hechos.
No hay nada peor que romper mi status quo, no me gusta salir de mi zona de confort; le tengo miedo, me da panico.
No es que no quiera, me da panico asumir riesgos, es el inconciente el que juega un papel trascendental.
Y se que un cambio no tiene que ser para siempre; porque como todo en la vida, nada es para siempre.
¡ te odio; peter pan!; te odio a vos y a tu puto sindrome

FLAVIO MURACA


Borrador de mi autoría
Había días en que despertaba con el deseo de muchas cosas,
Una de ellas era tener el poder para detener el tiempo,
quería ser la persona que era y no la que los demás estructuraban,
incomodaba la vista de mas de uno y la inteligencia de no menos de ocho,
Pero los humanos son incoherentes por naturaleza y nadie lo era mas que yo,
pensaba que el amor nacía de lo peor de los seres humanos,
un sentimiento,un acto o una convicción mas crueles que aquellas torturas de la santa inquisición,
soñaba dormido y dormía despierto…
Alguna vez también cuestione el por que en un beso fluyen mas acciones que en los actos mismos…
en fin cosas efímeras.

KAREN ROSADO


PODER (POWER) de un héroe a la locura…
Son los tiempos duros, dificiles, bizarros y versatiles para este “trueno” apagado, para este “relámpago” sin estruendo y destello. Hace 5 minutos en la mira del hombre y despues, un fugaz recuerdo… Con alas de papel y guantes de alcachofa, una corbata de pepinillos acedos y un par de botas color azul, ¡porque el azul me gusta!. Ya no aguanto el poder que derrama mi espada, desenvainada luce espectacular con sus tripas resbalando por la punta.
En un paraíso cínico, y mi espalda cubierta con un super nombre qué suena en todos los rincones del barrio. Encuartelado, sin juicio y un poco de electroshock por cada lado del cráneo se dice la cura de mi “poder”, he caído en las manos enemigas, pero destaco por mi soberbia intacta… No hay más héroe, no hay más poder. Su locura se ha vuelto irremediable.
¡Hechenlo a dormir!
Algo ausente amigos de este maravilloso grupo, que aunque no he podido compartir, cada relato suyo me mantiene cuerdo. Un saludo a todos donde quiera que esten.

JOSUE GONZALEZ


Cortarè ,el cordon umbilical
Que me une a tí.
Descoserè mi boca para gritar,
Y auyentarè el miedo que habita en mí.
Tú ,no volveras a ser mis huellas,
Mi camino lo decido yó,
Hablo ahora, y tú, te callas,
Yá nó es tu sí, ahora es mi nó.
Rompo mis cadenas con dientes
De rabia y manos heridas apretadas,
Por tu ira y tus besos ausentes,
Por tus miradas envenenadas.
No te dirè adios, ni hasta luego,
Nó imagines que vaya a regresar.
Por tí, nó voy a hacer duelo,
Por tí, voy a resucitar.

EMILIANO HEREDIA JURADO


Poder …. Era el que tenía ese hombre con el que me case . Por qué controlaba todo de mi vida , tenía poder en mi forma de vestir , en mi forma hablar , en todo , pero lo más importante tenía poder en mi mente , en esa mente que poco a poco fue dominando con su inmenso poder que tenía sobre mi , par minimizar mi autoestima asiendo me sentir la más mínima basura. Y el , el hombre con más poder.

ELSA TORRES


Era esta historia…los pasos de un gentil peregrino.
Que de tanto andar,cruzo mundo entero.
Llegando hasta las estrellas
Dejando por el camino,unas extrañas huellas.
Huellas de polvo magico de Egipto
De arena fina,todo aquel que las pisara volaba,y este viejo peregrino las usaba.
Dio brillo a las estrellas
Las dejo muy relucientes
Con agua magica del Amazonas
Estaban mas contentas
Que una fiesta,de esas del MacDonalds.
Siguio su camino
Llegando a la Luna
La beso en nombre de los animales de la Tierra
Que contenta se puso!.
Con mas fuerza que una fiera
Hasta su parte mas oculta
Se encontraba de primera.
Con solo tres maravillas de este mundo
Hizo feliz a Luna y estrellas
En este planeta azul que vivimos
Plagado de cosas tan bellas
Que no podriamos hacer?.
Que sera del viejo peregrino?
Nos enseñara algun dia como recorrer el camino?
O quizas su sonrisa y su bondad
Es el consejo que nos da?…
Todos los dias que un niño sonrie
Hace favores por amor al projimo
Dicen que el peregrino aparece
Con su magia les protege
Los cuida y les desea larga vida…

DAVID DURA MARÍN


 

16 comentarios en “El poder

  1. Pues yo me como un coño. Voto por Carlos Costa ^^

  2. Emiliano Heredia jurado

  3. Sin ninguna duda Emiliano

  4. La xicuela

  5. Pepinoooo

  6. Carlos Costa

  7. voto emiliano

  8. Emiliano

  9. Mi voto va para Adrián González.

  10. Voto por pepino marino

  11. Lo ponéis muy difícil buena gente xd Es que Carlos es … Carlos : ) ,Emiliano se sale y Abrujanda pisa fuerte. Peeeeero. David Gutierrez hizo mucho más de lo que un punto jamás podría aportarle. Démosle cien ! Anda que no se los merece . Screwed man al poder!

  12. Me resulta difícil elegir uno. Mi voto para: Una tiranilla que me habita, de Jezabel. Emiliano, David y Pepino Marino.

  13. Me hace gracia el de david Gutierrez pero esta vez voto a pepino

  14. Reparto el voto David Gutierrez, Jezabel, Pepino y Carlos costa

  15. a mi Carlos costa me mataencantadelarisa (si me véis reírme sola en el bus..) pepino esta vez también me ha molado mogollón.
    los demás me dejan petrificada por su talento. Pero esta vez mi voto es para los dos más rebeldes. PEPINO Y CARLOS COSTA
     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *