Hombres, Padres y un Hijo

Seas hombre o mujer, quizás no te sietes cómodo/a para hablar de temas íntimos, temas que te preocupan, con tus amigos o familiares masculinos…


#Siloshombreshablasen es un grupo de hombres que han decidido desmarcarse de los modelos de masculinidad caducos para buscar en su interior un camino a seguir para llegar a ser el tipo de hombre que realmente quieren ser.

Se trata de una iniciativa de cambio social que llevan a cabo a través de acciones concretas para tratar de sensibilizar a la sociedad ante la necesidad de un cambio de paradigma y para ayudar a todos aquellos que lo necesiten a encontrar su propio bienestar emocional.

Y una de esas acciones es este libro que ahora presentan, donde 21 hombres nos dan su visión sobre estos temas desde testimonios sobre su propia experiencia, con su mirada reflexiva sobre el pasado, el presente y un esperanzador futuro para todos.

¿Quieres leer un fragmento de cada testimonio?:

PUZZLE-promo

” ……Eras inteligente, iracundo. Había que mantenerse en un frágil equilibrio para no hacerte enfadar. Buceo en mi memoria y a veces eras buen padre y a veces no ….”
Autor: Mario Sánchez (1 de 21)


” …. Porque yo me siento hombre desde una realización personal que me ha llevado años sentir. Antes era un niño, un adolescente, y un hombre copia de mi padre a ratos. Ahora, aun conteniendo todo lo anterior, también soy un Hombre originario ….”
Autor: Francisco Aguayo (2 de 21)


“…. La filósofa feminista Celia Amorós, defiende, con cultivado criterio, que en la historia de la humanidad han sido extraños y escasos los momentos en que la clase privilegiada haya renunciado a su poder en beneficio de quien no lo ostenta. Pues bien, algo está pasando, “está en el aire,” para que el cambio se esté produciendo. En esto mucho ha tenido que ver el empoderamiento de las mujeres, que en su
transitar por caminos impensables hace solo unos pocos años, nos han transformado también a nosotros ….”
Autor: Ritxar Bacete (3 de 21)


” …. Pero, sobre todo, me comprometo a amarte con todas mis fuerzas, a entregarme por completo cada vez que esté a tu lado, a dejar que el amor guíe mis decisiones, a intentar por todos los medios escucharte y entenderte, a darte cuanto necesites y a hacer que te sientas segura de este amor y sepas que puedes confiar plenamente en mí …. Te quiero, hija. Eres mi vida, mi guía y te llevo en el corazón ….”
Autor: Carlos Bravo (4 de 21)


” …. Te honro, padre. Acepto tu herencia. Recojo tu testigo pero no sigo tu senda. Así te honro. Llegando a donde no pudiste y ansiaste. Allá donde poder encontrar la calma, la paz, la alegría, el regocijo de vivir, la autenticidad de un ser sensible que se da permiso para ser él mismo y enseñar a los suyos a serlo ….”
Autor: Javier de Domingo (5 de 21)


” …. Y un padre más consciente significa también ser un hombre más vulnerable, y con más vulnerable no quiero decir más débil. Un hombre débil, incapaz de enfrentarse a sus propias negruras y miedos, fácilmente se convierte en un hombre agresivo, controlador (o sea, yo cuando mis hijas eran pequeñas). En cambio, un hombre vulnerable es capaz de enfrentarse a sus negruras y miedos, aunque más de una vez tenga que reconocer que no sabe por dónde tirar para salir adelante ….”
Autor: Remmert Deen (6 de 21)


” …. No todo podía ser perfecto. Los niños no son como te los cuentan, como los que cuidas de vez en cuando, como los hijos tan preciosos y buenos de mi primo. No, que va. Los niños son una lucha diaria, un ejercicio de paciencia y de contención, de ayuda, de ser la mano que les acompaña, les asiste, les apoya. Y todo esto es muy duro, durísimo, y se pierden los nervios, y se grita (aunque al minuto siguiente te arrepientes muchísimo) ….”
Autor: Fernando Fánega (7 de 21).


” …. Y Manu nació en silencio, invadiendo el silencio de la madrugada. Yo con mi batita verde hospital y mi gorrito verde hospital y mis cubre-zapatos verdes hospital esperando en el pasillo. Expulsado del paritorio por culpa de un médico frío, como la noche de febrero, que me consideró un ente incompatible con su maniobra de cesárea. Y al final mi hijo cruzó por aquel pasillo ante mí en el interior de una pecera de cristal, como un pececillo con gorrito. Y la enfermera se detuvo un momento, menos de un segundo, para que yo apoyara mis manos y mirara dentro. ¿Y qué iba a mirar yo, pobre de mí, si yo no sabía …..? Además de sordo, ciego. Y si no ves ni oyes, supones que todo está bien, no hay ni un buen ni un mal sentimiento …. ”
Autor: Justo Fernández (8 de 21)


“…. Mis palabras fueron más o menos las siguientes:
—Verás, Candela, es importante dar las gracias para mostrar a los demás que nos importan y valoramos lo que hacen por nosotros. Si no fuese por esta palabra no sabríamos si los demás han considerado nuestro esfuerzo. A ver, hija —y aquí es donde me la jugué—, si tú ayudas a alguien y ese alguien no te da las gracias, ¿cómo sabrías tú que esa persona aprecia lo que has hecho?
Yo solo quería molar ante ella con una pregunta retórica, pero ella ignoró mi doblez y contestó:
—Por su sonrisa, me dijo.
Y se quedó tan pancha.
En aquel momento tuve una revelación ….”
Autor: Raúl F. Millares (9 de 21)


” …. Como padre, si algo aprendí tras la operación, es que no pierdo un segundo de mi tiempo pensando en algo que puede o no suceder y me centro más en el
presente, en el día a día que en el futuro. Cuando lleguen las cosas, trataré de afrontarlas y si es preciso solucionarlas de la mejor manera posible ….”
Autor: Francisco Javier Gamio (10 de 21)


” …. El vínculo se disuelve, se estrecha, se enfría o se torna cálido y yo solo puedo entregarme y me entrego. Vuelvo a lo fundamental, a la entrega sin palabras, sin porqués o paraqués, al juego eterno que se justifica y nutre de vuestra presencia, de vuestra necesidad de mi atención inagotable, de que esté ahí, aquí y ahora. De que, al despedirme por la mañana, ya esté tardando en llegar la tarde que nos reunirá de nuevo …. ”
Autor: Iñaki Gil (11 de 21)


” …. Otro ejercicio duro que hice fue mirar para atrás y romper con algo que yo tenía asumido que era así, y es que los padres y los hijos se llevan mal, por naturaleza. Esto era una creencia muy profunda, arraigada en mí por mi historia personal, que, a base de mucha meditación y reflexión, decidí un día que no tendría por qué ser así y que podría cambiar, y así que me puse a la tarea ….”
Autor: Adrián González (12 de 21)


” …. El padre que soy ahora tiene mucho que mejorar, pero cree firmemente que otra forma de educar es posible y que no hay otra manera de sentirse bien sino es haciendo y practicando todo lo que cree y siente dentro de él.
Creo que un mundo de amor y de respeto a los más cercanos es posible, aunque uno tenga que lidiar con sus propios fantasmas y con alguna parte del legado tóxico de sus ancestros …. ”
Autor: Bruno Herrero (13 de 21)


” …. En estos años de paternidad me he reencontrado con mis sentimientos. Como hombre, no se me ha permitido el cultivo de mis emociones. Mensajes tales como no llorar, no mostrar debilidad, ser siempre fuerte, no compartir tus mis estados de ánimo, estar en permanente estado de alerta, etcétera …, no ayudan en nada a un hombre que desea ser padre. Yo me sentí totalmente desarmado emocionalmente cuando me encontré con la delicadeza y la necesidad de afecto que demandaba mi hija. Aprendí que es imprescindible emprender el camino del amor para llegar a la recién nacida. Ella necesita mi total entrega física y emocional. Examinarme para encontrar y liberar sentimientos apagados y desprenderme de rencores y miedos, es aún mi tarea pendiente. Reconocer mis carencias es el comienzo de mi proceso de sanación y es mi hija la que ha contribuido a ello …. ”
Autor: Jesús Jiménez (14 de 21)


” …. Pero, al mismo tiempo, dejando al lado la vanidad propia de estar siempre exigiéndose a uno mismo y justificarse por no lograr los objetivos, en su mayoría insulsos y pasajeros, de estar en perpetua contradicción por lo que uno piensa y lo que luego realmente hace, está la fuerza, muy superior por naturaleza, que te transmite la otra parte con su amor puro y desinteresado. ,..Sí, la de esa personita que me llama papá, la que corre hacia mí cuando voy a su encuentro en la calle, la que por la noche dice: un cuento, papá …. ”
Autor: Roberto Mañas (15 de 21)


” …. Uno se sintió especial, se sintió capaz. Se sintió fuerte y listo para lo que viniera. El camino empezaba a tener más sentido y la autoestima de Uno se vigorizó. Lo que hacía de manera natural en su vida fluyó como agua mansa, permitiéndole ser útil y ayudar simplemente por ser quien era, y nada más. Su presencia ya era sentida y podría ayudar.
Después de este día, Uno llevó para siempre a Esperanza en su corazón …. ”
Autor: Caio Melo (16 de 21)


” …. El nacimiento de mi segundo hijo fue vivido como una aventura donde los protagonistas éramos nosotros, … donde no había extraños a nuestro alrededor diciéndonos lo que teníamos que hacer ni cuando abrazarnos o cuando acercarnos a animarnos. Lloré como nunca había llorado al sostener en mis brazos a ese ratoncito recién parido en el salón de nuestra casa, … cuando compartimos lo más primitivo que nunca antes podía haber imaginado que la madre naturaleza nos podría regalar: sentirnos tan cercanos a la esencia del ser humano …. ”
Autor: Alejandro Muñoz (17 de 21)


” …. De repente pensé que lo que más necesitaba mi hijo en ese momento era a su madre. Me costó muchísimo dejarlo sobre su pecho y, no os engaño, amigos, os juro que fue el momento más feliz y emocionante de mi vida. Sin dejar de llorar, miré a mamá y la sonreí. Ella se emocionó y lloramos los tres. Después, en la habitación, le cambié su primer pañal, llorando también. Pobre Mael, qué pensaría viendo a su padre llorar continuamente …. ”
Autor: Alfredo Pavón (18 de 21)


” …. Hemos dejado de ser una familia únicamente, para convertirnos en un equipo y estamos muy orgullosos de que cada día nuevo que amanece, cuando la luz nos entra por la ventana, sepamos y queramos hacer las cosas de otra manera. Y seguiremos trabajando a diario para que eso sea una realidad y no solo un propósito de cambio.
Y estamos convencidos de que vamos a conseguirlo.
Porque nos lo merecemos.
Y porque mis hijos se lo merecen …. ”
Autor: Víctor Sánchez (19 de 21)


” …. Los hombres tenemos que aprender a vivir la FELICIDAD que supone ejercer la PATERNIDAD.
Nos falta descubrir que ejercer la paternidad, que estar junto a tu hijo, cogerlo, dormirlo en brazos, es un regalo que, si no lo aprovechas, pasa y no vuelve …. ”
Autor: Juan Pablo Torrubias (20 de 21)


 ” …. Cada momento que dedico a mis hijos es como pintar un cuadro, un lienzo en blanco en el que comienzan a aparecer imágenes creando una historia. Cada día es una aventura que no sabemos qué nos deparará, y, lo más triste es que, por culpa de unos valores y costumbres heredados, muchos de esos momentos no los disfruto ni valoro lo suficiente, por lo cual está claro que algo tiene que cambiar …. ”
Autor: Miguel Uceda (21 de 21)

Bodegon

¿Quieres comprar este libro? Entra aquí.

¿Te gusta leer? ¿Quieres estar al tanto de las últimas novedades? Suscríbete y te escribiremos una vez al mes para enviarte en exclusiva: 

  • Un relato o capítulo independiente de uno de nuestros libros totalmente gratis (siempre textos que tenga valor por sí mismos, no un capítulo central de una novela).
  • Los 3 mejores relatos publicados para concurso en nuestro Grupo de Escritura Creativa, ya corregidos.
  • Recomendaciones de novedades literarias.

2 comentarios en «Hombres, Padres y un Hijo»

  1. Aun no lo tengo el libro pero lo voy a leer porque compartir es dar vida,….y en esta epoca el refuerzo externo SIEMPRE AYUDA Y SE AGRADECE,. yo como madre con hijos adolescentes busco aprender de los demas siempre. Gracias

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.