Publicado el

Verónica Moreno Pérez

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Aprender a leer es una de las mejores cosas que me ha pasado en la vida. Cuando era pequeña, además de leer, me gustaba mucho dibujar. El problema es que no sabía dibujar y las personas mayores me dijeron que me dedicara a otra cosa… Así que como sabía escribir, aunque con una pésima caligrafía, empecé a contar aquello que no era capaz de dibujar.

Para mí escribir fue un juego y luego pasó a ser una manera de conocerme a mí misma, de olvidar mis temores y entender el mundo que me rodeaba, una herramienta de transmitir aquello que quería decir.

Gané mi primer certamen infantil en el colegio y ya en la adolescencia gané un certamen en el instituto y el primer premio sobre el racismo en un concurso para jóvenes en Navalmoral de la Mata.

La temática de mis relatos siempre ha sido social, una romántica manera de querer cambiar aquello que no nos gusta de este mundo. Me gradué en educación social y trato de llevar a cabo mi trabajo educativo usando como herramienta la literatura.

En 2013 gané el primer premio del certamen de relatos breves Día 8 de marzo de Navalmoral con la obra «Una larga espera» y en el 2017 quedé finalista en el mismo concurso con la obra «Cuando nadie la esperaba».

“Llévame hasta el mar” es mi primera novela corta, algo muy distinto a lo que había escrito hasta ahora que ha supuesto un gran reto para mí, escribir sobre un género que me apasiona como son las novelas de misterio.

No se me da bien hablar de mí misma. Una vez leí que, si quieres conocer alguien, pídele que te cuente una historia, así que aquí está mi historia que hablará de mí mejor que yo.

Ojalá la disfruten como yo lo hice escribiéndola y que los personajes de esta novela puedan vivir, aunque sea por unas horas, en sus mentes y en sus corazones.

 

Libros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *